MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

lunes, 25 de septiembre de 2017

EL ALIMENTO DEL ALMA QUE TRANSFORMA EL ALMA PARA HACERLA CAPAZ DE UNIRSE CON LA DIVINIDAD, ES LA SAGRADA EUCARISTÍA


Dios nos da el alimento espiritual,  necesario para poder ser
hijos de Dios, ese alimento es espiritual, pero para que sea
visible a nuestros ojos humanos, se encuentra en
el pan y el vino, Cuerpo y Sangre de Jesús.,



Lectura del Evangelio según san Lucas
 (21, 12-19)

Todos os odiarán por causa mía, pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: -«Os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y a la cárcel, y os harán comparecer ante reyes y gobernadores, por causa mía. Así tendréis ocasión de dar testimonio.

Haced propósito de no preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os traicionarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán por causa mía.

Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.»

Aquí están relatadas todas las persecuciones que tienen todos los elegidos, ya que el alma que sigue el empinado camino que conduce a la Vida Eterna, tiene que hacer frente a los tres enemigos naturales del alma que son Mundo, Demonio y Carne. Enemigos terribles, que son invencibles, sobretodo cuando se alían entre ellos. Solo el alma que recibe ayuda del Cielo puede vencerlos, con la oración y el sacrificio, que genera la Gracia de Dios. Estas últimas palabras de Jesús, pueden parecer contradictorias: "Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá". San Juan de la Cruz explica que el lenguaje de Dios no es un lenguaje humano, por eso puede darse el caso que una persona esté perseguida por unos enemigos que quieren matarla, y que Jesús le diga: "Yo te salvaré de tus enemigos", y a pesar de ello, esa persona llegue a ser muerta por sus perseguidores: Las Palabras de Dios fueron ciertas: Él se refería a los enemigos espirituales del alma.

Por esa razón la interpretación de las Escrituras no está al alcance de todas las personas, en particular de los soberbios que, como los Protestantes han renegado, ellos o sus antepasados  de la única Iglesia fundada por Cristo: La Iglesia Católica.