MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

sábado, 21 de octubre de 2017

LOS SANTOS EMITEN SIEMPRE LA MISMA DOCTRINA QUE ES OPUESTA A LOS RELATIVISTAS, QUE NO TIENEN LA GRACIA DE DIOS





En las Obras de San Juan de la Cruz, se puede leer unas reflexiónes semejantes a la del padre Pio de Pietrelcina, en los dichos de Luz y Amor:
36. Mira que tu ángel custodio no siempre mueve el apetito a obrar, aunque siempre alumbra a la razón; por tanto, para obrar virtud, no esperes al gusto, que bástate la razón y el entendimiento.
44. Entra en cuenta con tu razón para hacer lo que ella te dice en el camino de Dios, y váldrate más para con tu Dios que todas las obras que sin esta advertencia haces y que todos los sabores espirituales que pretendes. 

Estas palabras escritas en castellano antiguo, vienen a decir lo mismo que dice el padre Pio: El alma fuerte y ejercitada en la Caridad, no necesita consejo de nadie, ya que sería de la otra manera una señal de debilidad y de busca de satisfacción que haría el alma menos firme para rebatir los embates de los tres enemigos del alma. Y aunque a Dios le gusta que el alma pida consejo para las cosas importantes, y dificultosas, no le gusta que las tome para las cosas que están al alcance de su entendimiento.

Es muy contrario de lo que se predica hoy día: "Dios te quiere como eres", lo que anestesia y paraliza el alma. Dios es un Dios celoso y exige que el alma se comporte de una manera adulta y austera, ya que quiere la fortaleza del alma, pide que seamos perfectos, para afrontar todas las dificultades y así, ser merecedores de la Gloria eterna. 

Esto lo confirma San Juan de la Cruz en sus escritos místicos, cuando afirma que Dios pedirá cuenta y reprochará incluso a los pocos que han tenido contacto directo con Él en la Tierra, un defecto que estos habían tenido, y que no corrigieron a su debido tiempo, ya que tenían su razón y el entendimiento para darse cuenta de la falta, y no buscaron la perfección a la cual somos todos llamados para ser moradores de su Reino.