MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

jueves, 13 de febrero de 2014

INTERPRETACIÓN DE LA ARCANA Y MISTERIOSA VISIÓN DE DIOS DEL PROFETA ZACARÍAS


LA VISIÓN DEL PROFETA ZACARÍAS


            Volvió el ángel que hablaba conmigo y me despertó como se despierta a uno de su sueño. Y me dijo:
             -¿Qué ves?
             Respondí:
         -Veo un candelabro todo de oro con una aceitera arriba; y siete lámparas con siete cuencos para las lámparas; junto a él dos olivos, uno a la derecha, otro a la izquierda.
             Entonces pregunté al ángel que hablaba conmigo:
            -¿Qué es esto, Señor?
            El ángel me contestó:
            -¿No sabes qué es esto?
           Repliqué:
           -No, Señor.

            Y el ángel me dijo:
      -Estas siete lámparas representan los ojos del Señor, que recorren toda la Tierra
           Pregunté de nuevo al ángel:
       -¿Y aquellos dos olivos a la derecha y a la izquierda del candelabro? ¿Y las dos ramas de olivo que por los cuencos de oro derraman su aceite dorado?

   Él me respondió:
          -¿No sabes qué es esto?
          Le contesté:
          -No, Señor.
          El ángel me replicó:
         -Son los dos ungidos que están ante el Dueño de toda la tierra.


      Esta visión del profeta Zacarías, de una magnífica interpretación simbólica y algo misteriosa, sobre todo en lo que se refiere a los dos olivos que están a ambos lados del candelabro.

           El Candelabro de las siete lámparas y sus cuencos y una aceitera arriba, alimentada por las dos ramas de los olivos, simbolizan la Divinidad, ya que los siete ojos de Dios, son sus siete Espíritus en misión por toda la Tierra, relatados por Juan en el Apocalipsis.

          Los dos olivos a ambos lados, que son según el ángel los dos ungidos de la Divinidad, el Dueño de toda la Tierra y que parecen alimentar con sus ramas a la aceitera que alimenta el candelabro, parecen ser las dos pruebas que demuestran la existencia de Dios, y que serán las que servirán para juzgar a las almas el día del juicio cuando el alma se presente ante Dios a la hora de la muerte.

        El primer testigo de la existencia de Dios, que está a su derecha, y que derrama su aceite a las aceitaras del Candelabro, simbolizando su amor y adoración, es nuestra propia conciencia, plantada por Dios en cada ser humano, y que rinde tributo a Dios, cumpliendo con el primer mandamiento.

          El segundo testigo, que está a la izquierda del Candelabro de oro, también rinde tributo a Dios, derramando su aceite para alimentar las llamas del Candelabro, parece ser nuestra propia razón, que dice a todo ser humano, que la Universo está creado por un Ser Supremo, que son los siete Espíritus de Dios en misión por toda la Tierra.

        
        

No hay comentarios:

Publicar un comentario