MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

martes, 4 de agosto de 2015

EL DIA DE LA JMJ EN MADRID, LE PREGUNTARON AL PAPA BENEDICTO XVI, ¿COMO ENCONTRAR A JESÚS?

En el año 2.011, en la JMJ se desató una tormenta,
El Papa Benedicto XVI acabó agotad
o


El día de la Visita del Papa Benedicto XVI a Madrid con motivo de la JMJ, se le hizo una pregunta (solo recuerdo esta), que el Papa no pudo contestar a causa de la tormenta.

Un chico preguntó algo así, ¿Como encontrar a Jesús?, diciendo que  lo buscaba, pero no daba con Él, y que no obtenía respuesta a sus numerosas preguntas.

A este respeto, quiero recordar las palabras de San Agustín, que decía que él buscaba también a Jesús y que no lo encontraba porque estaba escondido en su corazón, y que es allí donde había que buscarlo.

De la misma manera, San Juan de la Cruz, dice igualmente que Jesús-Dios está en un lugar escondido en nuestro corazón, y añade que la persona que lo encuentre, ya que está en un lugar escondido, el día que lo haya encontrado, tendrá que estar necesariamente  también él escondido.

Esta manera de estar escondido significa sin duda alguna, estar apartado del mundo, en el sentido de lo que el mundo nos ofrece, en cuanto a seducciones, hedonismo y promesas de felicidad, que son necesariamente falsas porqué son perecederas, y prescinden de la comunión con Dios.

Se puede pues sin duda alguna, afirmar que ese chico y todos los que buscan a Jesús y no lo encuentran, es porque no están escondidos en el sentido de estar apartados del mundo y sus falsas promesas de felicidad.

A este respeto, Jesús afirmó: "No se pueden servir a dos Señores: A Dios y el dinero (o lo que es similar el mundo), porqué al servir a uno despreciaréis al otro, y naturalmente el que está en el mundo siguiendo sus seducciones, nunca encontrará a Jesús, ni la verdadera felicidad.

San Juan de la Cruz dice también que una vez que el alma ha encontrado a Jesús, se produce la unión mística del alma con Él, y Jesús le transmite al alma una sabiduría mística tal que, aún que la persona fuera ignorante o iletrada, queda iluminada de una manera tal, que tiene una sabiduría mucho mayor que la de un gran teólogo, que sabe Griego o Latín y que ha estudiado durante años la Teología, pero que no tiene unión mística con Jesús.

Esta manera de proceder de Jesús-Dios es para mí, algo maravilloso, ya que cualquier pobre o ignorante, puede acceder a los más altos conocimientos místicos, si no fuera así, solo los ricos que tienen más facilidad para los estudios, llegarían al conocimiento del Reino de los Cielos.

Y aquí habría muchísimo que comentar, sobre todo hacia ciertas personas que porqué tienen un Doctorado Teológico, se imaginan que saben más que otros que consideran iletrados.

Además el camino para encontrar a Jesús, solo lo encuentran las personas humildes, y nunca se puede acceder a Dios a través de la Soberbia, que es el pecado de Satanás.



No hay comentarios:

Publicar un comentario