MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

jueves, 12 de mayo de 2016

EXORCISMO MISIONALIS PARA TODAS LAS ENFERMEDADES DEL ALMA, QUE SON LAS PODEROSAS TENTACIONES Y DEPRESIONES QUE SOLO SE PUEDEN CURAR CON EL PODER DEL ALTÍSIMO.

la tentación del espíritu del mal puede producir una enfermedad 
del alma, que queda sometida, pero no poseída, la persona tiene
 la razón desconectada, y queda obsesionada
 


Remito, copiado del famoso libro Summa Daemoniaca, del Padre Fortea, al cual he acompañado en numerosos exorcismos en la Parroquia de Nuestra Señora de Zulema de Alcalá de Henares, y al opinar que muchas personas podrían estar en presencia de un problema de perturbación propiciada por del enemigo de Dios y del alma, he decidido publicar el ritual de Exorcismo Missionalis, creo que esta bien explicado como y cuándo hay que hacerlo. Tendría que estar presente el presunto enfermo espiritual, ya que si no quiere ser ayudado, no se puede hacer nada.

En ese caso, solo se puede rezar por él, creo que ése ritual también sirve si el enfermo no está, lo ideal en caso de certeza de posible posesión, es contactar con un exorcista, estuve con el Padre Fortea, y asistí a numerosísimos exorcismos, algunos de ellos verdaderamente impresionantes. El me recomendó y me entregó todos los libros del Evangelio como me ha sido Revelado de María Valtorta, por lo cual le estoy inmensamente agradecido.


Fue para mí, la lectura espiritual que más me alimentó, porque es una visión mucho más detallada de los Evangelios, ya que había muchas cosas sobre la vida de Jesús que me hubiera gustado conocer con más detalle, y las enseñanzas espirituales que tenía por haber leído los escritos místicos de San Juan de la Cruz, han sido plenamente justificadas, y ampliadas con esa lectura. No comprendo como la Iglesia Católica no propaga la lectura de esta Obra, que es una obra literaria magistral, que contiene enseñanzas sublimes, y de una profunda sabiduría mística.





DEL LIBRO SUMMA DAEMONIACA
¿QUÉ HACER EN CASO DE ABSOLUTA 
AUSENCIA DE EXORCISTA?


Alguna que otra vez me han preguntado qué se debía hacer si había una absoluta ausencia de un sacerdote por encontrarse por ejemplo en tierra de misión. Al principio trataba de capear la pregunta con respuestas del tipo: hay que conseguir llegar hasta un sacerdote. Pero los años han presentado ante mí, situaciones que me han dado a entender que efectivamente hay situaciones en las que no hay posibilidad alguna de hacer llegar al poseso ante un sacerdote. Y situaciones en que si el sacerdote llega, va a tener trabajo acumulado de años como para dedicar horas y horas a un exorcismo.

Para estos casos excepcionales en las que se dé una imposibilidad de obtener una ayuda ordinaria de la Iglesia, los cristianos que viven allí, deben reunirse y rezar la siguiente oración, el Exorcismo Missionalis:


Señor Dios todopoderoso y
Omnipotente
Padre, Hijo y Espíritu Santo,
expulsa de él toda influencia de los
espíritus malignos.

Padre, en el nombre de Cristo te pido que
rompas toda cadena
que los demonios tengan sobre él

Derrama sobre él la preciosísima
Sangre de tu Hijo.
Que su Sangre Inmaculada y Redentora
quebrante toda atadura sobre
su cuerpo y su mente.

Todo esto te lo pedimos por intercesión
de la Santísima Virgen María.
San Miguel arcángel, intercede,
ven en su ayuda.

En el nombre de Jesús ordeno a todo
demonio que pueda tener alguna
 influencia sobre él,
que salga para siempre.
Por su flagelación, por su corona de
Espinas, por su Cruz, por su Sangre, por
Su Resurrección, ordeno a todo espíritu
maligno que salga

Por el Dios verdadero,
por el Dios Santo,
por el Dios que todo lo puede,
te ordeno, demonio inmundo que salgas
en el nombre de Jesús,
mi Salvador y Señor.


Esta oración debe ser repetida cada día, durante un tiempo que puede variar de unos minutos a un cuarto de hora o media hora, o incluso más tiempo. Las oraciones a Dios, pídanse con humildad, el mandato al demonio, hágase con el tono de una orden. Gritar no tiene más efecto. Si el demonio no se agita al repetirla, récese el Rosario allí en grupo en voz alta. Acabándose el Rosario, vuélvase a repetir la oración durante un rato. Si vuelve a dar signos de no agitación, vuélvase a rezar otro Rosario. Lo ideal es proseguir así durante mucho tiempo.

Esta oración, junto al rezo del Rosario, tiene la ventaja de ser una oración breve, unida a un sistema sencillo de exorcizar, que se puede usar también haciendo ligeras acomodaciones, para los casos de infestaciones. Incluso, si no es un caso de posesión, la persona lo puede usar para liberarse de influencias que provengan del demonio. Pero no es una oración de protección, sino de expulsión. Y por tanto tienen que ser usada sólo por personas que sin ninguna duda tengan ese tipo de disturbios para los que está pensada.

En cada caso habrá que hacer en la oración los cambios pertinentes. Por ejemplo, donde se dice expulsa de él toda influencia de los espíritus malignos, habrá que decir: Expulsa de esta casa toda influencia… Hay que repetir que esta oración está pensada para los lugares de Misión, para no dejar desamparados a aquellos posesos, para los que la aplicación de las normas generales supondría un desamparo del fiel cristiano.










3 comentarios:

  1. Amen, SAGRADO CORAZON DE JESUS EN VOS CONFIAMOS, AMEN

    ResponderEliminar
  2. Gracias, la tendré muy presente. Saludos y Bendiciones

    ResponderEliminar
  3. Gracias, la tendré muy presente. Saludos y Bendiciones

    ResponderEliminar