MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

domingo, 8 de mayo de 2016

LA MUTILACIÓN DEL ESPÍRITU DE JUSTICIA DE DIOS POR LOS DOCTORES DE LA LEY EL LABORIOSO Y LARGO TRABAJO DE SATANÁS PARA DESMONTAR EL ESPÍRITU DE JUSTICIA DE DIOS


Este trabajo, que se viene realizando Satán desde siempre, de una manera socavada pero constante e incansable, ha logrado florecer y dar ahora sus frutos en la época en que vivimos, la Doctrina descafeinada, del dios "merengue", predicada ya por casi todos. El razonamiento es este: como me dijo cierto Arzobispo: "Vamos a ver: Ud. es padre y tiene hijos, ¿Condenaría Ud. a su hijo al Infierno para toda la Eternidad? ¡Por eso el Infierno existe, pero está vacío!", con este razonamiento, en el cual este Jerarca no podía negar el Infierno, porque sería ir en contra de un Dogma de la Iglesia, Satán ha logrado desmontar toda la Doctrina Católica.


Y se ha dado importancia a otras religiones como el Budismo, tan en auge en nuestros días, ya que esa doctrina tiene como credo la metempsicósis, que es la reencarnación  de las almas en seres más o menos nobles según haya sido su vida anterior, con sucesivas reencarnaciones, en donde el alma está ya purificada puede por fin alcanzar el Nirvana.


Naturalmente, mi réplica, de que yo veía justo que un padre que abandonaba a su mujer enferma de cáncer y a sus hijos, para marcharse y rehacer su vida con otra mujer, no entraría en el Reino de los Cielos si no se arrepentía, o el caso de un pederasta que viola a un niño, antes de matarlo, y que además, para colmo, retransmite las imágenes por la red, tampoco entraría en el Cielo. Y además sobre todo, el argumento irrefutable de la Parábola de Jesús acerca del rico Epulón y del pobre Lázaro, sólo lograron por parte del Prelado, las afirmaciones siguientes:


"ESO SON INTERPRETACIONES SUYAS" ¡INCREÍBLE PERO VERDAD!


El asunto viene ya de lejos, por los años 50, estando yo estudiando en los HH maristas en Toulouse (Francia), el Sacerdote del colegio, que era de una gran instrucción, porque decían que  traducía y hablaba latín correctamente (Los HH Maristas no son sacerdotes), nos decía que en las cuencas hulleras del norte de Francia, los mineros que realizaban un trabajo tan duro, para compensar solían ir a los prostíbulos los fines de semana, lo que veía completamente normal. Y recuerdo las palabras de Jesús (Mc 9, 42-48) 


"Al que sea una ocasión de pecado para uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran del cuello una rueda de molino y lo echaran al mar.Y si tu mano es ocasión de pecado para ti, córtatela. Más te vale entrar manco en la Vida, que ir con las dos manos al fuego eterno que no se extingue. Y si tu pie es ocasión de pecado para ti, córtatelo. Más te vale entrar cojo en la vida que ser arrojado con los dos pies al fuego eterno. Y si tu ojo es ocasión de pecado para ti, sacatelo. Más te vale entrar tuerto en el reino de Dios, que ser arrojado con los dos ojos al fuego eterno, donde el gusano que roe no muere y el fuego no se extingue".




CARTA ABIERTA DIRIGIDA A UN  PROFESOR DE LA FACULTAD DE TEOLOGÍA DE GRANADA, ¡QUE DISCREPABA NADA MENOS QUE CON SAN PABLO!
(Granada Mayo de 1.987)


Estimado profesor:


He leído su artículo publicado en la revista PROYECCIÓN, titulado: "Orar juntos o juntos para orar", sinceramente le confieso que el apartado titulado: "PATOLOGÍA MAGIA O VENGANZA", me ha llenado de consternación: no comparto en modo alguno su opinión, y mi visión del tema al respecto es tan diferente de la suya, que por obligación, uno de los dos tiene que estar equivocado. Si Ud. cree que el equivocado soy yo, por favor le ruego que me ilumine y trate de convencerme como yo voy a tratar de hacerlo.
El que descubre la Verdad no hay duda de que descubre un atributo de Dios que es esa misma Verdad, por esa misma razón, el que está equivocado está alejado de Dios.
Si el que está equivocado, para colmo, tiene por misión adoctrinar a los demás, creo que el asunto es grave y me vienen a la mente las palabras de Jesús: el ciego que guía a otro ciego, "caerán ambos en la fosa".
En lo que se refiere a San Pablo y a su manera de entender la Justicia escatológica, que Ud. llama visión Veterotestamentaria, Ud. antepone lo que llama la visión de Jesús. En realidad, creo sinceramente que esa no es la visión de Jesús, pero lo que Ud. interpreta como la visión de Jesús. Hecha esta aclaración, entre la visión de San Pablo, puesto por Dios como faro de la Iglesia, pasada, presente y futura, y la interpretación suya, ¿Con cual hay que quedarse?
Creo sinceramente, sin temor a equivocarme que Ud. expresa la opinión del mundo en que vivimos, en donde ha desaparecido el sentido del pecado, y por consiguiente, no digo del castigo, pero sí de la Justicia de Dios que exige una respuesta a ese pecado, ataque y mutilación de su Espíritu.
Así, con su manera de interpretar a Dios, este aparece como un anciano, de aspecto bonachón, con dos hermosas mejillas sonrosadas, una venerable calva pronunciada, una voluminosa barba blanca, asomado detrás de una nube, con ambos brazos abiertos y una acogedora sonrisa en su rostro.
Querido profesor, creo que Ud. confunde la venganza con la Justicia, pedirle a Dios que ejerza su Justicia, no es tener espíritu de venganza, es pedir a Dios que nos enseñe una manera de ser propia, es decir que se revele tal cual es, esa es la oración de los mártires y los santos en el Cielo, vista por Juan en el Apocalipsis (Ap. 6, 9).

En suma, creo que pedir a Dios que ejerza su Justicia es decirle en el Padre Nuestro: "Venga a nosotros tu Reino". Pero esa Justicia de Dios, que Ud. no quiere ver, ¿Cómo se ejerce con los hombres?
De eso, tenemos una infinidad de citas en las Escrituras. Sin duda alguna, Dios no juzga como los jueces de este mundo, que tienen que aplicar una ley inflexible, y erran cuando han fallado aplicando mal la Ley.

Dios no tiene Ley inflexible, ni constitución: La Ley y la Constitución que aplicará Jesús para juzgarnos, será la ley y la constitución del acusado. Es decir, que si el acusado ha sido misericordioso con los demás, Dios será misericordioso con él, si el acusado ha sido inflexible con los demás, Dios será inflexible con él, si no ha amado a su prójimo, tampoco ha podido amar a Dios, y por lo tanto ha perdido su filiación divina.


¡Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán Misericordia! A este respecto aparecen en el Antiguo Testamento las palabras del padre de Tobías a su hijo: " Hijo mío, atiende las necesidades del pobre y Dios escuchará tus oraciones". Igualmente aparece aquí el Espíritu de Justicia de Dios: Si tu has hecho la caridad escuchando las súplicas del pobre o del necesitado, Dios en tu necesidad, también escuchará tus súplicas.
Manera de proceder de Dios maravillosa, no solo Dios nos pagará con la misma manera que hemos utilizado o empleado, pero también mirará nuestras intenciones, y aquí no terminaríamos nunca de aportar pruebas en las Escrituras.
Estoy pues, plenamente de acuerdo con las palabras de San Pablo el cual, si interpreta perfectamente las Escrituras y refleja fielmente el Rostro de Dios. Dejemos pues lo que Ud. cree que es venganza, y lo que yo llamo Justicia. a Dios, que es el único que la puede ejercer al final de los tiempos en la escatologia.

¡Y por qué es el único que la puede ejercer?, sencillamente porque es el único que puede escudriñar los corazones, ver la intención y el modo de proceder de cada uno, y sobre todo, es el único que, por todas las razones expuestas anteriormente, puede tratar a cada cual, no solo como él los trató, pero también como él hubiera tratado, si así lo hubiera podido hacer a los demás, ya que esa era su intención.

Mi felicidad en el Cielo, si permite y quiere Dios que algún día allí vaya, será en parte saber que se ha cumplido la Justicia de Dios (ha venido su Reino), lo que Ud. confunde con venganza, y que cada cual está tratado como trató, o quiso tratar a los demás.
"¡Bienaventurados los que tienen hambre y sed de Justicia, porque ellos serán hartos!" Querido Profesor, con su visión de la Justicia que Ud. cree que es acertada, y que cree que es la visión del mismo Jesús, lo que consigue, es mutilar ese espíritu de Justicia de Dios.
Estoy seguro de que con esa manera de predicar, la gente no va Ud. a atraerla, más bien va a ocurrir todo lo contrario, se apartará de ese Dios tan bonachón, que nunca ejerce su Justicia (confundida por Ud. con venganza).
Le recuerdo una cosa que Ud. sabe pero que oculta: Jesús y todos los Santos Padres, además de San Pablo, han hablado siempre del Infierno.
"La lámpara del cuerpo es el ojo, si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará luminoso; pero si tu ojo está malo, todo tu cuerpo estará a oscuras. Y, si la luz que hay en ti es tinieblas, ¡Que oscuridad habrá!" (Mt, 6, 22).

Interpretación:


Ojo: manera de ver las cosas
Cuerpo: Conjunto de atributos, manara de ser, conducta
Luz: Dios, perfección, verdad, entendimiento.
Oscuridad: Satán, pecado error, falsedad.
Lámpara: guía, camino.

Traducción:

"Lo que guía tu manera de ser es tu manera de ver las cosas, si esa manera de ver es correcta, toda tu conducta será recta, pero si tu manera de ver está equivocada, toda tu manera de ser será torcida, y si tu no logras acertar, en que errores caerás"

  
Nota: Naturalmente después de 29 años estoy aún esperando la contestación a esa carta




No hay comentarios:

Publicar un comentario