MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

martes, 7 de abril de 2015

PALABRAS DE CONSUELO A LOS FAMILIARES, DE LAS ALMAS QUE HAN MUERTO EN GRACIA DE DIOS

SAN AGUSTÍN DOCTOR DE LA IGLESIA






ORACIÓN COMPUESTA POR SAN AGUSTÍN



No llores por mi, si me quieres. 
¡Si tu conocieras el
 don de Dios y como es el Cielo! 

¡Si pudieses oír desde donde estás, el canto de los 
Bienaventurados, y verme en medio de ellos! 

¡Si fueras capaz de ver con tus ojos el panorama 
de los horizontes infinitos, y de los senderos 
por donde camino! 

¡Si solo por un momento, pudieras contemplar
 como lo estoy haciendo yo, la Sublime Belleza 
ante la cual todas las bellezas se marchitan! 

Créeme, cuando la muerte venga a romper 
tus ataduras, como ya rompió las 
que me tenían encadenado, 

y cuando un día, solo conocido por Dios,
 tu alma entre en ese Cielo en donde yo te precedí... 

Ese día, purificado, me volverás a ver y volverás 
a encontrarte con todo mi cariño. 

¡No quiera Dios, que al entrar en ese mundo
 de felicidad, yo sea infiel a los recuerdos 
y a las verdaderas alegrías de mi vida pasada, 
y que yo te quiera menos! 

¡Me volverás pues a ver, transfigurado en el éxtasis
 y la felicidad, no esperando ya la muerte, pero
 caminando de trecho en trecho, contigo,
 en los nuevos senderos de la Luz y de la Vida! 


Entonces... enjuga tus lágrimas, y no llores más.
..Si me quieres!..."





4 comentarios:

  1. Señor, que mi papá esté contigo. Quiero morir a mí misma para confiar en tu Misericordia y que mi papá esté contigo. Tu Misericordia, Amor Vivo!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho que estas palabras te puedan haber servido de consuelo para la muerte de tu padre.

    Una oración de Santa Gertrudis que salva 1.000 almas del Purgatorio

    "Padre Eterno, yo te ofrezco la Preciosísima Sangre de tu Amadísimo Hijo Nuestro Señor Jesucristo, junto con todas las misas que se celebran hoy día en todo el mundo, para las benditas almas del Purgatorio, para los pecadores de todas partes, para los pecadores de la Iglesia Universal, para los pecadores de nuestra familia, y para los pecadores de nuestro hogar".

    ResponderEliminar
  3. Gracias señor porque cuesta muy poquito salvar a algunos pecadores como yo

    ResponderEliminar