MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

martes, 15 de agosto de 2017

REFLEXIONES SOBRE LA VIDA Y LA ACCIÓN PARA LA SANTIFICACIÓN DE LAS ALMAS DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA.



La gloriosa asunción de la Santísima Virgen María



Evangelio de San Lucas 1,39-56.

María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. 
Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: "¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? 
Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor". 
Estas palabras del Evangelio, indican que María, escogida por Dios para ser la figura humana más importante de la historia de la Salvación, indican de una manera clara esta verdad. El Espíritu Santo habla por Isabel, para declarar esta realidad, por mucho que le pese a las numerosas sectas protestantes que han  renegado de la Verdadera Iglesia de Dios.

Estas palabras son tan importantes, que impactaron de tal manera, que la criatura de Isabel saltó de alegría, al quedarse sin pecado Original, siendo por eso, Juan Bautista, el ser humano más importante de todos los nacidos de mujer, como lo dijo Jesús y que la profecía comparó con Elías, Juan Bautista al ser bautizado y nacer inmaculado, por el Espíritu Santo, fue apto para ser el Precursor que iba a preparar el Camino de la entrada en el mundo de Dios hecho hombre.

María dijo entonces: "Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, porque el miró con bondad la pequeñez de su servidora. 
En adelante todas las generaciones me llamarán "feliz", porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es Santo! 
Estas palabras son la Prueba de la humildad de María, que atribuye todos sus méritos a Dios, y se considera feliz por ser un mero instrumento del Todopoderoso, fue esa gran humildad, que la hizo la Criatura más importante en la historia de la Humanidad. Es lo contrario de los múltiples "fundadores", que se creen escogidos e iluminados y que se hacen llamar cristianos, o de creadores de obras humanas, que disfrutan tomando "baños de masa", con aclamaciones y alabanzas, como Satanás que quería ser como Dios y le dijeron: "No serviré".

Su misericordia se extiende de generación en generación sobre aquellos que lo temenDesplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías. Socorrió a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y de su descendencia para siempre". María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa.
Y aquí aparece otra vez uno de los principales dones del Espíritu Santo: El Santo temor de Dios, a no confundir con el terror de Dios. Está escrito que la Misericordia de Dios se extiende solo a los que le temen, el Demonio que es muy astuto, trata por todos los medios de evitar que el alma tenga ese Santo Temor, para que nunca le alcance esa Misericordia. Es lo que ha conseguido actualmente pintando a Dios relativista e indiferente a las aberraciones de los pecados más odiosos como el Aborto, el matrimonio homosexual, la eutanasia, el abandono de la Ley de Dios. Y eso es lo que explica el Evangelio: Dios dispersa a los soberbios de corazón, derriba a los poderosos, despidiéndoles con las manos vacías que son los que carecen de ese Santo Temor, pero sin embargo colma de bienes a los hambrientos, que son los humildes, que siempre como todos los santos temen de ofender a Dios.

Dios se retira de los que desprecian sus Leyes, y vuelve ciegos hasta los más grandes teólogos, porque al marcharse la Luz aparecen las tinieblas, por eso el mundo está cada vez más cometiendo crímenes espantosos como el Aborto, asesinatos, aberraciones, violaciones hasta con niños pequeños e inocentes.

Vista su gran fama llamaron a la Madre Teresa de Calcuta para echar un discurso en la O.N.U. tuvo la valentía de decir que no podía hacer ninguna reflexión mientras se estaban abortando millones de niños en todo el mundo, fue aplaudida, pero el mundo sigue matando a esos seres inocentes, que como los degollados del Apocalipsis piden Justicia a Dios, por eso el mundo nunca podrá tener Paz e irán las cosas siempre a peor. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario