MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

sábado, 5 de noviembre de 2016

EL SAGRATÍSIMO CORAZÓN DE JESÚS ES EL MOTOR DEL UNIVERSO, EL QUE RENUEVA TODAS LAS COSAS.

EL MOTOR DEL UNIVERSO



Todo el universo fue creado por Dios a imagen y semejanza suya, por eso podemos decir que es la imagen material de Dios, ya que como Él, es infinito y de una dimensión tal que nunca se podrá conocer, ese universo, que según dicen los astrónomos, tiene catorce mil millones de años de antigüedad y quinientos mil millones de galaxias, sublime creación que está proclamando la infinitud de Dios, su eternidad, su Poder sin límites y su infinita sabiduría, para que toda la Creación se rija por las leyes que Él le ha impuesto, y que está como Dios, repleto de conocimientos, de maravillas y de  misterios insondables. 

En los escritos de la gran mística italiana María Valtorta, Jesús dice que hay millones de mundos habitados, más grandes que el nuestro del que estamos tan orgullosos, donde viven seres mejores que nosotros, que solo conoceremos con la visión intelectual de Dios.

      El mundo es pues la visión material de Dios, como visto en un espejo, pero los espejos que reflejan su imagen, tienen la particularidad de que más nos acercamos a ellos, más nos alejamos de Dios, por eso hay que darse la vuelta y alejarse de éllos para ir a Dios, es lo que enseñó Jesús con su Doctrina de renunciar a todas las cosas del mundo para llegar a Él. 

       Todo lo creado en la tierra, lo reconoceremos en el Cielo transformado en un mundo espiritual, que nos recordará lo de la tierra, pero de una naturaleza espiritual mucho más bella y sublime, porque por culpa del pecado de Adán, el mundo en el que vivimos, es una imagen distorsionada y virtual de Dios, ya que está llamado a desaparecer porque todo lo creado está en agonía.

Esto está muy bien reflejado en la película de Walt Disney La Bella y la Bestia, en donde por el pecado de soberbia del príncipe, su naturaleza y todos los habitantes del Castillo, fueron transformados, y solo recuperaron su aspecto normal cuando la Bella besó al príncipe que de Bestia, se transformó él y todos los seres y los objetos del castillo, en personajes de una sublime belleza. 

            Esta historia recuerda que todos nosotros, y la Tierra entera, deformados por el pecado de Adán que fue una falta de soberbia, como la que transformó el príncipe en Bestia, es lo que ocurre con Jesús que con su amor nos besó, entregándonos su Misericordia, hasta morir por nosotros, por eso está escrito que  hemos renacido y habiendo muerto el hombre viejo que es la Bestia, renacemos a la Vida como hombres nuevos, con el cuerpo Glorioso, en un mundo nuevo.

           Se puede pues afirmar que el Sacratísimo Corazón de Jesús, es el que nos da el beso de amor que renueva todas las cosas, y que recrea el Universo entero, es decir toda la Creación virtual, y lo transforma todo de una Creación perecedera, en una nueva Creación Real y Eterna.



LA NUEVA JERUSALÉN

Vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido, y el mar no existía ya. (Ap 21, 1).En el lenguaje espiritual, el mar simboliza la mentira y el abismo,

Y dijo el que estaba sentado en el trono: He aquí que hago nuevas todas las cosas. Y dijo: Escribe, porque estas son las palabras fieles y verdaderas. Díjome: Hecho está. Yo soy el alfa y el omega.el principio y el fin. Al que tenga sed le daré gratis de la fuente de agua de vida. El que venciere heredará estas cosas, y seré su Dios, y él será mi hijo. Los cobardes, los infieles, los abominables, los homicidas, los fornicadores, los hechiceros, los idólatras y todos los embusteros tendrán su parte en el estanque, que arde con fuego y azufre. que es la muerte segunda. (Ap 21, 5-8)

La fuente de agua viva es el Espíritu Santo, el vencedor es el que ha sido redimido y ha cumplido con los mandamientos, será Dios por participación porque el que ama se transforma por amor en lo que ama, seremos semejante a Él porque lo veremos tal cual es, como dice el Apóstol San Juan.




No hay comentarios:

Publicar un comentario