MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

jueves, 8 de junio de 2017

LA PREDICACIÓN DEL HEDONISMO POR MUCHOS FALSOS PASTORES, CONDUCE LAS ALMAS AL ABISMO


ESE CACTUS SIN ESPINAS OFRECE FLORES MUY RARAS
PORQUE LAS FLORES MÁS HERMOSAS SE DAN EN
 ESAS PLANTAS QUE TIENEN ESPINAS




     Dice San Juan de la Cruz, que Satán que es el padre de la mentira y el germen de todo pecado, nunca introduce su doctrina bajo el aspecto del mal, porque sabe de sobra que el mal conocido, nunca será admitido. El Santo doctor, compara este procedimiento con la introducción de la aguja, que representa la verdad, para así poder introducir el hilo que representa la mentira y el pecado.

     Luego, una vez introducida la mentira, le es relativamente fácil persuadir a la persona contaminada para persistir en el error, y "un abismo llamando a otro abismo" (como así lo dice la Biblia), lograr la perdición del alma, arrebatándola a Dios. Y así, poco a poco, el alma intoxicada, va cayendo en aberraciones cada vez más increíbles, porque, apartada de la fuente de la luz de Dios, va caminando en la oscuridad de Satán, va desvariando y andando por senderos que conducen al precipicio.

     Por eso, se producen cada vez más errores y pecados, así asistimos a la proliferación de sectas de lo más variopintas, como las que creen en la reencarnación, la presencia de extraterrestres ocultos entre nosotros, o viviendo en el interior de la tierra, circulando por túneles secretos que unen los continentes, como me lo decía hace tiempo el miembro de una secta, ¡que se decía tradicionalista Católica!

     Estas aberraciones, las podemos observar en todos los ámbitos de nuestra Sociedad y de la política. La ley de despenalización del aborto, que al principio era solo para casos de malformación del feto o en caso de violación, se  convirtió en la época del Presidente Socialista Zapatero, en un "coladero" para abortar libremente hasta el sexto o séptimo mes, con la complicidad de las clínicas abortistas que se lucraban con esta permisividad.

     La ley de la "muerte digna", que parecía querer aprobarse para aliviar los sufrimientos, al final, se aplicará para eliminar a los ancianos que son una carga para la sociedad. La ley del matrimonio homosexual, que parece aplicarse para dar los mismos derechos a todos, en realidad no deja de ser una aberración por llamarla así, ya que Dios instituyó este Sacramento entre hombre y mujer, y dijo en la biblia: "No tendrás relaciones con hombre como si fuera mujer, es abominable".

    (En realidad cada ser es libre, pero no se puede institucionalizar una acción que va en contra de la ley natural y de la Ley de Dios, que siempre van unidas, y que nunca se contradicen entre ellas).

     La ley de la "Educación Para la Ciudadanía", que quiere educar a cada persona con los puntos de vista del gobierno de turno, en lo que se refiere a la moral y las costumbres que le gustan a ese gobierno, cuando en realidad, este deber incumbe a los padres. "A sus frutos los conoceréis", dijo Jesús-Dios, todas esas leyes conllevan un mal para la sociedad porque la desestabiliza, y la empobrece.

     La ley de la permisividad del aborto, es mala en sí, porque trae con ella la muerte de la sociedad, ya que la falta de natalidad debilita el País, y hace la situación económica insostenible, porque un trabajador tendría que sostener a varios mayores, ya que no hay nacimientos, lo que produce a la larga la quiebra de ese País.

     La ley del matrimonio homosexual, tiene en sí varios germenes que conducen a tribulaciones para los contrayentes y sobre todo para los hijos adoptados: Los contrayentes: porqué están viviendo en contradicción con la doctrina de Dios, que es la salud del alma y por esa razón, en perpetuo odio contra sus enseñanzas. Los hijos, porqué en las escuelas, serán la burla de los hijos de las parejas normales, y quedarán marcados para toda la vida, a pesar de la Ley de Educación Para la Ciudadanía, lo que hará que, poco a poco, por rebeldía se transformen ellos mismos en homosexuales, por el ejemplo de sus padres que no son sus progenitores, y por el dolor y la rabia de verse humillados.

     Esa ley de E.P.C. es mala en sí, porqué enseña valores completamente opuestos a los mandamientos de las Leyes de Dios, y se entremete en la vida privada de las personas, predicando deberes y costumbres de un partido político ateo, que quiere que sean admitidos por todos, lo que conculca la libertad de conciencia de las personas, impidiendo su libre albedrío. Partido que si pierde las elecciones, hace que esa ley sea  sustituida por otra, en  acorde con un nuevo partido, lo que provoca un galimatías, y una gran confusión y aberración.

     Vemos pues que todo lo que impone un partido político para satisfacer el hedonismo de la sociedad y así recaudar votos, es malo en sí, porque va contra la ley de Dios, que predica todo lo contrario: el sacrificio que es necesario para criar a los hijos, educarlos cristianamente y soportar con abnegación el trabajo que nos impone el amor y el respeto a los demás.

      Se deduce que no cumplir con la ley de Dios, es volver a comer de la fruta del árbol del conocimiento del bien y del mal, fruta envenenada que provoca la muerte del alma que había sido costosamente rescatada por Jesús-Dios. Esa fruta se llama hoy día "hedonismo", y contiene una toxina mortal que, como lo hemos visto, conduce a la quiebra de la Sociedad y a la muerte del alma y sobre todo, odio a los mandamientos de la ley de Dios, porque es completamente opuesta a sus leyes.

      Este odio lo vemos en partidos políticos "populistas" que tenemos actualmente, en lucha velada y constante contra la iglesia Católica, y que quieren borrar a toda costa la huella del cristianismo, hasta el punto de favorecer mucho más a las religiones minoritarias importadas que a la Religión tradicional, que fue la que trajo prosperidad y paz al País, y que es ampliamente practicada por la gran mayoría de los ciudadanos.

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo! Pero cómo alzar nuestra voz y evitar todos esos atropellos que se ciernen sobre nosotros? Porque nosotros si somos cuestionados y enjuiciados!

    ResponderEliminar
  2. Todo esto es poco para lo que viene solo al final un remanente de la iglesia católica quedara oremos para tener la sabiduría de Dios los invito a leer el.libro de la verdad en www.jesushabla.org Dios los bendiga.

    ResponderEliminar