MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

sábado, 4 de abril de 2015

PARA LOS SACERDOTES QUE SE APARTAN DE LA DOCTRINA DE LA IGLESIA CATÓLICA Y PREDICAN UNA DOCTRINA TARADA



EL PROFETA MALAQUÍAS
Perversión del culto





El Profeta Malaquías


               "El hijo honra a su padre, el siervo a su señor. Pues si yo soy Padre, ¿Dónde está el honor que me pertenece? Y si soy Señor, ¿Dónde el temor que se me debe? Esto es lo que dice el Señor Todopoderoso a vosotros, sacerdotes que despreciáis mi nombre, y tenéis la osadía de decir: “¿En qué hemos despreciado tu nombre?” Trayendo a mi altar alimentos impuros.

           “¿En qué te hemos manchado con eso?” – Insistís - , pensando que la mesa del Señor es despreciable. ¿Acaso no está bien traer una res ciega para el sacrificio? ¿No es una vileza ofrecer una res coja o enferma? Anda, ofrécesela a tu Gobernador; a ver si le agrada y te muestra su favor, dice el Señor Todopoderoso. Y ahora, suplicad el favor de Dios, para que os sea propicio ¿Cómo podrá acoger benévolamente esa ofrenda que le hacéis? Dice el Señor Todopoderoso. 

               Este pecado de desatención a Yahveh, antes de la venida de Jesús, es hoy muchísimo más grave, ya que el sublime Redentor, Jesús-Dios, se ha ofrecido en sacrificio para rescate de su Pueblo, después de la manifestación de su Divinidad en la cual ha predicado con su ejemplo, su abnegación y su suprema caridad, todo acompañado de milagros portentosos, y como remate final, su terrible Pasión, muerte en Cruz y su fabulosa Resurrección.

             Esta entrega total, tendría que haber sido correspondida por el pueblo cristiano, con una conversión, una vida de entrega y de sacrificio, y una correspondencia de amor en consonancia con el ejemplo de la vida del Redentor.

           La queja de Dios acerca de la entrega de animales tarados para el sacrificio, que no está en correspondencia con la de Jesús, victima perfecta, significa que la ofrenda que se hace a Dios, es decir la conversión de los corazones y la rectitud de las conductas de los fieles, y la predicación de ciertos pastores progresistas, son acciones imperfectas, es decir que presentan una tara en lo que se refiere a su doctrina adulterada para su provecho.

           La observación de “Anda, ofrécesela a tu Gobernador; a ver si le agrada y te ofrece su favor”, tiene por significado que ningún gobernante acepta ofrendas taradas, es decir impuestos que no estén acordes con lo que dice su ley, es lo que ocurre hoy día con los impuestos.

        Ojalá uno de vosotros cerrara las puertas del Templo, para qué no alumbrarais más mi altar inútilmente. No me complazco en vosotros, dice el Señor Todopoderoso, ni me agradan las ofrendas que me presentáis. Porque desde el levante hasta el poniente es honrado mi Nombre entre las Naciones, y en todo lugar, se ofrece en mi Nombre un sacrificio de incienso y una ofrenda pura. Mi nombre es honrado entre las Naciones dice el Señor Todopoderoso, pero vosotros lo profanáis, al decir que la mesa del Señor está contaminada, y que su comida es despreciable. 

          Dios prefiere que estos progresistas que se autodenominan teólogos, y que se han inventado una doctrina a la medida de su mediocridad, dejen de predicar, porque Dios no se complace con ellos, y no le son agradables sus oraciones. Dios se queja de que en otros lugares, en el mundo entero, hay pueblos, que en acorde con la doctrina que está impresa en sus conciencias, o que son fieles a la Religión que le han transmitido, son fieles a su tradición.

        Sin embargo, muchos del pueblo escogido, al no seguir la doctrina de Jesús, dicen que la doctrina de Dios es despreciable, porque no se puede cumplir, lo que está encerrado en la afirmación de que “la mesa del Señor está contaminada, y su comida, es decir su doctrina es despreciable.”

         Decís: “¡Qué aburrimiento!” y me hacéis un desaire, dice el Señor Todopoderoso. Me presentáis como ofrenda reses robadas, cojas y enfermas ¿y pensáis que yo puedo aceptarlas?, dice el Señor Todopoderoso. ¡Maldito el mentiroso que tiene un macho en su rebaño, y sin embargo, para cumplir el voto que ha hecho, sacrifica al Señor una bestia tarada! Yo soy un gran Rey, dice el Señor Todopoderoso, y mi Nombre es temido entre las naciones.

          Lo mismo ocurre con la doctrina del Evangelio, que es aburrida para los vividores, y por esa razón, la gente no se decide a cumplir sus enseñanzas, y no queriendo entrar por la puerta estrecha de la doctrina del Salvador, que es para el que practica la Ley de Dios, el macho sano del rebaño, se conforma con una doctrina adulterada, lo que está simbolizado por la bestia tarada. Dios maldice a ese falso cristiano.

         Y ahora, a vosotros Sacerdotes, se dirige este aviso. Si no escucháis, si no os proponéis dar gloria a mi Nombre, dice el Señor Todopoderoso, yo lanzaré contra vosotros la maldición, convertiré vuestras bendiciones en maldiciones; de hecho, ya las he convertido en maldiciones porque ninguno hace caso. Yo os apartaré del sacerdocio, os echaré basura a la cara: la basura de vuestras fiestas, y seréis barridos junto con ella.

           Así sabréis que he sido yo, el que os ha dirigido este aviso, para que sea efectiva esta alianza que hice con Leví, dice el Señor Todopoderoso. 

          Palabras que se dirigen a los sacerdotes “quietistas”, y progresistas, que no temen a Dios, que no quieren predicar la doctrina tal como es, y que no quieren hablar del Infierno; del Purgatorio, de las posesiones, han adulterado y mutilado el Evangelio, predicando solo los pasajes que les conviene, y les gusta, ocultando los que le desagradan, y por eso el Señor los apartó del verdadero sacerdocio, y los que se han dado a la pederastia, se les ha echado la basura a la cara, han sido barridos, apartados de su ministerio, otros no disfrutan de vida y paz, y viven avergonzados de su estado.

            Mi alianza con Leví era de vida y paz, y efectivamente se las concedí para que me temiera, me respetara, y reverenciara mi nombre. En su boca había una doctrina verdadera, y en sus labios no se halló iniquidad; me fue verdaderamente fiel y apartó a muchos del mal. Al Sacerdote le corresponde atesorar la ciencia, y a él se acude en busca de instrucción. Porque él es el mensajero del Dios Todopoderoso.

          Pero vosotros os habéis desviado del camino, con vuestra enseñanza habéis servido de tropiezo a muchos, y habéis invalidado la alianza de Leví, dice el Señor Todopoderoso. Por eso también, yo os he hecho despreciables y viles ante todo el pueblo, porque vosotros no me habéis obedecido, ni en vuestras decisiones habéis tratado a todos por igual.

         Palabra de Dios perfectamente válida para el día de hoy, en la primera parte se ve cómo tiene que ser un auténtico Sacerdote, mensajero del Dios Todopoderoso, que “apartan a muchos del mal” se refiere a los sacerdotes fieles a la doctrina tradicional, a las enseñanzas de los Santos Padres de la Iglesia, y a Roma, la Jerarquía impuesta por Jesús-Dios.

     En la segunda parte, se ve refleja la mentalidad de los que “se han apartado del camino”, y “se han hecho despreciables y viles ante todo el pueblo”, se refiere este juicio, sin duda alguna a los sacerdotes progresistas y contestatarios, que se han apartado de la santa Iglesia, y han traicionado su Ministerio, apartándose de Roma. Cuando dice que “en vuestras decisiones no habéis tratado a todos por igual”, significa que estos progresistas odian a los tradicionalistas, y los fieles seguidores de Dios, y alaban y admiran los que siguen su falsa doctrina.

       Y aquí está perfectamente reflejada la palabra de Dios dirigida a esos progresistas contestatarios de la verdadera Doctrina, que son los abanderados del dios “bombón”, que es según ellos, un dios relativista, porque quiere de la misma manera al más sádico pecador como al Santo más perfecto, han ido predicando esta falsa doctrina, pensando que iban así a atraer a los fieles, pero el resultado ha sido completamente opuesto, Dios los ha hecho “despreciables y viles ante todo el pueblo”, como así lo afirma el Profeta Malaquías.





No hay comentarios:

Publicar un comentario