MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

sábado, 10 de octubre de 2015

LAS CAUSAS DE LAS CRISIS ECONÓMICAS PROVIENEN SIEMPRE DEL PECADO DE LA HUMANIDAD CONTRA SU CREADOR.

A FUERZA DE VERLO TODO, SE ACABA SOPORTÁNDO TODO
A FUERZA DE TODO SOPORTAR, SE ACABA TOLERÁNDO  TODO
A FUERZA DE TODO TOLERAR, SE ACABA ACEPTÁNDO TODO
A FUERZA DE TODO ACEPTAR, SE ACABA APROBÁNDO TODO
(San Agustín)





EL CÁNCER DEL RELATIVISMO Y DE LA 
PREDICACIÓN "DESCAFEÍNADA"

Recuerdo que en mi juventud, asistiendo en una misa dominical en Francia, el Predicador advirtió que por culpa de la
descristianización, debida a la falta de Sacerdotes, en ciertas Parroquias de Francia, la gente se estaba comportando peor que animales. Actualmente, estamos asistiendo a una crisis económica, que es sin duda alguna, consecuencia de la crisis moral, ya que ambas están estrechamente ligadas y cuando decae una, es que la otra ha entrado en crisis. Este mecanismo que ha existido desde siempre en todas las Civilizaciones, es el que ha propiciado el auge y la decadencia de todos los Imperios. 

Cuando el Pueblo se ha regido por normas morales adecuadas, es decir, los mandamientos de la Ley de Dios, que además están grabados en nuestra conciencia, que están reflejadas por el sacrificio, el trabajo y la honradez, este no solo se mantiene en su riqueza económica, pero además verá incrementado su poder, y cuando esas virtudes morales han superado a las de los otros pueblos, llegará a incrementar su poderío a costa de los Pueblos de menor valía moral y espiritual. 

Esto es precisamente lo que ha ocurrido con el Imperio romano, en su época de mayor esplendor, adquirió toda su grandeza, como así lo afirma  San Juan de la Cruz, porqué tenía leyes más justas que las de los pueblos llamados "Bárbaros". 

La crisis actual que asola a los países de Civilización cristiana, por esta razón es, sin duda alguna, debida al abandono de los valores de esa cultura, que exigía sacrificio, entrega y honradez, y es consecuencia de la cultura materialista, de la busca desenfrenada de la comodidad y del hedonismo. 

Y así, estamos contemplando a los abanderados de esta cultura, predicando con insistencia los valores que atentan contra la tradición cristiana: la entrega y sumisión a todos los apetitos del hombre, lo que se realiza siempre a costa de los más débiles: el aborto, la eutanasia, el divorcio, la promiscuidad sexual, la huida de todo sacrificio, y lo que es peor: la equiparación del pecado con la virtud, y el relativismo que llega a poner en un mismo plan de igualdad, al más virtuoso de todos los hombres con el más sádico.




Y así dice el Señor por el Profeta Ageo: 

"¿Pensáis acaso que si es tiempo de que vosotros habitéis en casas confortables, mientras la casa del Señor está en ruinas? pues ahora así dice el Señor Todopoderoso: fijaos bien en vuestra situación: subid al monte a buscar madera, reconstruid mi Templo, y yo me complaceré en él y en él manifestaré mi gloria, dice el Señor. 

Esperabais abundancia y resultó escasez; lo que llevasteis a casa yo os lo he aventado con mi soplo ¿Por qué? oráculo del Señor Todopoderoso, porque mi casa está aún en ruinas, mientras cada uno de vosotros se preocupa de la suya. Por eso los cielos han retenido la lluvia, y la tierra no ha dado sus frutos, yo he mandado la sequía a la tierra, a los montes, al trigo, al mosto, al aceite, a todo lo que produce la tierra; la he enviado sobre hombres y bestias, y sobre todas vuestras labores."







No hay comentarios:

Publicar un comentario