MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

viernes, 6 de noviembre de 2015

REFLEXIÓN DEL ÁNGEL AZARÍAS SOBRE LA PRÁCTICA RELIGIOSA DE ALGUNAS ALMAS


RETRATO DE LA GRAN MÍSTICA ITALIANA MARÍA VALTORTA





En este extraordinario comentario del Ángel de la Guardia de Mª Valtorta, están retratados muchos creyentes que  creen que la Religión consiste únicamente en prácticas religiosas, creyendo erróneamente que en la vida corriente y en los negocios, es lícito comportarse como auténticos depredadores, olvidándose por completo de los mandamientos de Dios. 

Lo más grave es que muchos pastores, se creen que la vida religiosa consiste solo en esas prácticas, asistir a misa, los Domingos y los días de precepto, confesarse una vez al año como mínimo, y apoyan incondicionalmente esta opinión, son los quietistas que predican el relativismo, que al no tener la verdadera caridad, se creen que todo el mundo tiene que ser como ellos, y que no pueden dar lo que no tienen: el verdadero amor a Dios, que siempre va ligado con el amor al prójimo necesitado.

He conocido a muchos fieles, que se creen que la Religión consiste en solo eso, y siguen con una vida impía, creyendo que la religión se practica solo dentro de las Iglesias, y fuera de ella, se comportan como grandes ateos, hablo de ciertos empresarios que se dicen católicos, que tienen personal a su servicio, y que los explotan de mala manera. Hacen muchísimo daño a la Santa Iglesia, ya que la gente al verlos, dicen: “Esos comportamientos son el fruto de lo que se les enseña”, y algunos pueden perder la fe por su culpa, por lo cual tendrán que rendir cuentas a Dios.
Recuerdo haber tenido una discusión con cierto familiar, vinculado a una Asociación religiosa, cuando, al exponer esas ideas se me rebatió con bastante acritud, lo que me obligó a incrementar el tono de mis argumentos. Terminamos tan amigos, pero nadie convenció al otro, ni dio su brazo a torcer.




REFLEXIONES DEL LIBRO DEL AZARÍAS, EL ÁNGEL
 DE LA GUARDIA DE MARÍA VALTORTA


[…] ¡Oh!, no es frecuentando los lugares de oración cómo el hombre se santifica sino con toda la vida. Vosotros llamáis impropiamente “practicar” a lo que tan solo es “frecuentar”. Frecuenta quien marcha corrientemente a un lugar, y practica el que pone por obra lo que en aquel lugar se le enseñó o aprendió. Más, ¡cuántos escribas o fariseos ven los ángeles desde el altar entre los que van una o más veces al día en los lugares de oración! ¡Cuántos!

Es preciso poner en práctica las enseñanzas, y hacer que estas y los Sacramentos fructifiquen, no por ser alabados en la Tierra y ocupar un buen puesto en el Cielo, sino por el súper espiritual deseo de honrar de este modo al Señor y de no gozar imperfectamente del alimento que Él suministra a vuestro espíritu. Es entonces cuando, verdaderamente, con la humildad y caridad de vuestras intenciones, la leche espiritual que es sinceridad, puede obrar en vosotros haciéndoos crecer en robustez.

Cualquiera meneará la cabeza diciendo: “El que es asiduo a las prácticas de piedad no puede pecar”.

¡Oh Las fornicaciones de la falsa piedad son más numerosas de lo que se cree! Muchas almas, parecidas a muchos conyugues libidinosos, hacen una doble vida, cesando una de ellas en el dintel de la Iglesia. Una vez fuera de ella, marchan a los amores adúlteros con la carne, el egoísmo y las concupiscencias. Después de alimentarse con el Bondadoso, son crueles con sus hermanos: tras purificarse con la Sangre caritativa derramada por todos, son anti caritativos mostrando sus egoísmos feroces; y habiéndose instruido con la palabra, realizan actos contrarios a las enseñanzas de la misma. 

Y, ¿no cabe llamarlos adúlteros a estos  tales? ¿No se les puede llamar embusteros?  Cuando menos: mariposas disfructuosas o bien ociosos y zumbadores moscones, que pierden el tiempo en curiosidades vanas y en vagabundeos de sensualidad espiritual; mientras que el verdadero enamorado de la leche espiritual permanece unido a este alimento, no queriendo cosa que le distraiga de él, antes va en su busca y, cual abeja laboriosa, produce después dulces licores con el mismo.


            






No hay comentarios:

Publicar un comentario