MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

domingo, 31 de enero de 2016

COMENTARIO SOBRE EL EVANGELIO DE HOY DOMINGO 31-1-2.016. COMENTARIOS SOBRE LOS ILUMINADOS QUE SE TOMAN POR ENVIADOS.


lA SECTA DEL PALMAR DE TROYA: Declararón la sede vacante
 y eligieron un nuevo papa: Pedro II, su basílica está llena de
Cardenales  nombrados por ellos


EVANGELIO DEL 31 -1-2.016

[...] Y añadió: «Os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra. Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempos de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, más que a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, más que Naamán, el sirio.»



En la lectura del Poema del Hombre-Dios de Mª Valtorta, se puede leer un vasto discurso de Jesús (19 paginas) antes de la Ascensión, son un compendio para sus Apóstoles sobre el comportamiento que tienen que tener ellos y sus descendientes, y las predicciones sobre el futuro de su Santa Iglesia. 

En mis publicaciones en las Comunidades religiosas, me encontré con algunos que quieren interpretar a ultranza la Religión Católica, y que dicen que la Corrupción de la Doctrina ha llegado hasta el mismísimo Papa, que es depositario de la promesa de Cristo que dijo: "Las puertas del Infierno no prevalecerán en mi Iglesia", por eso, siendo conocedores de esas palabras, les han dado la vuelta, diciendo que la Sede de Pedro está vacante, y que tenemos un falso Papa.

Son los que toman al pie de la letra las palabras: "Fuera de la Iglesia Católica no hay Salvación posible", y las Palabras de Jesús en su Evangelio: "El que cree en mí aunque esté muerto, yo lo resucitaré", e "Ir y predicar el Evangelio, el que cree se salvará, y el que no cree se condenará".

Su fanatismo que proviene del pecado de Soberbia, ya que se creen los únicos que saben interpretar las Escrituras, creyéndose elegidos e iluminados, les lleva a ser los nuevos luteranos, son los heréticos de hoy.

No pueden comprender, - porque los soberbios tienen ojos y no ven, y tienen oídos y no oyen - que no sirve para nada creer en Jesucristo si no se cumplen con sus mandamientos, es la mentalidad luterana, que es el padre de todas las miles de sectas protestantes que han pululado hasta hoy, los que al revés de nuestro padre Abrahán no están justificados por su fe, porque tienen una fe muerta ya que no tiene obras.

y los que al oír la predicación de los Apóstoles, creen y se salvarán, son también los que ponen en práctica los mandamientos de Jesús, el más importante de ellos es amar, palabra que desconocen porque solo saben odiar. De la misma manera, el que cree se condenará, a pesar de ser católico de misa diaria, de retiros espirituales, de confesiones semanales y de largas oraciones y rosarios, o que sea un purpurado, si no pone en práctica los mandamientos, y no ama a sus semejantes, o si tiene una Empresa y no paga lo que se le debe a sus empleados, y muy al contrario, los explota para incrementar su fortuna. (He conocido en mi larga vida algunos de ellos).




Lección sobre los Sacramentos
y predicciones sobre la Iglesia.


Dice Jesús:

[...] No faltan los justos en ninguna nación o religión. Dios observa las obras de los hombres, no sus palabras. Y si ve que un gentil, por justicia de corazón, hace naturalmente lo que la ley del Sinaí manda, ¿Por qué debería considerarlo abyecto?  ¿No es aún más meritorio el que un hombre que no conoce el mandato de no hacer esto o aquello porque está mal, se imponga por si mismo un imperativo de no hacer lo que su razón le dice que no es bueno y lo siga fielmente?...¿no es esto mayor respeto al mérito relativo de aquel que, conociendo a Dios, fin del hombre, y conociendo la Ley, que permite conseguir este fin, haga continuos compromisos y cálculos para adecuar el imperativo perfecto a la voluntad corrompida?

¿Qué os parece? ¿Creéis que Dios aprecia las escapatorias que Israel ha puesto a la obediencia para no tener que sacrificar mucho su concupiscencia? ¿Qué os parece? ¿Creéis que cuando salga de este mundo un gentil justo ante Dios por haber seguido la recta ley que su conciencia se impuso, Dios le va a juzgar como demonio?

Os digo que Dios juzgará las acciones de los hombres, y el Cristo, Juez de todas las gentes, premiará a aquellos en quienes el deseo del alma tuvo voz de íntima ley para llegar al fin último del hombre, que es unirse de nuevo con su Creador, con el Dios desconocido para los paganos pero sentido como verdadero y santo, más allá del escenario pintado de los falsos Olímpos.

Es más, tened mucho cuidado de no ser vosotros escándalo para los gentiles. Ya demasiadas veces ha sido mancillado el nombre de Dios entre los gentiles por las obras de los hijos del pueblo de Dios.

No intentéis creeros tesoreros absolutos de mis dones y méritos. Yo he muerto para judíos y gentiles. Mi Reino será de todas las gentes. No abuséis con la paciencia con que Dios os ha tratado hasta este momento diciéndoos a vosotros mismos: "A nosotros, todo nos está permitido". No. Os lo digo. Ya no existe éste o aquel pueblo. Existe mi Pueblo. y en él tienen el mismo valor los vasos que se han gastado en el servicio del Templo y los que ahora se colocan en las mesas de Dios. Es más, muchos vasos gastados en el servicio del Templo, pero no de Dios, serán arrinconados, y en vez de ellos, sobre el altar, serán colocados los que ahora no conocen ni incienso ni aceite ni vino, ni bálsamo, pero están deseosos de llenarse de esto, y de ser usados para la Gloria de Dios.













1 comentario:

  1. Pobresito de sabiduria lee el libro de job.
    umillate no hay hombre justo.
    O serás más limpio tú que tu creador ?

    ResponderEliminar