MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

lunes, 5 de septiembre de 2016

EL PRELUDIO DE LA VENIDA DEL ANTICRISTO: LOS ATEOS QUE INTENTAN ELIMINAR A LOS DOS TESTIGOS.




Dice la Biblia que para juzgar a una persona, tiene que haber por lo menos dos testigos; los ateos y agnósticos tienen dos testigos para su condena, que son su razón y su conciencia que están grabadas en su alma por Dios, que es al que le deben la vida, y hasta el aire que respiran, y que tendrán que dar cuenta de estos dones, que están recibiendo cada día, pero que ignoran porque saben que tienen unas obligaciones que tienen que cumplir por los dones recibidos. Al final de su vida terrestre, cuando tengan que rendir cuentas, se les pedirá cuales son los frutos que han producido.

Los ateos y los agnósticos, serán como el de la Parábola de las minas, que enterró la que su Dueño le había dado para que la hiciera fructificar, y encima le acusó de ser un dueño severo, que quiere coger lo que no puso y segar donde no sembró (Luc 19, 20-28). Por eso serán rechazados por toda la Eternidad e irán a su destino terrorífico: El Reino de las tinieblas eternas.

Ningún animal, como el chimpancé, que dicen que comparte con nosotros más del 95% de los genes, ha adorado y rendido culto a un ser superior, como lo ha hecho siempre cualquier civilización humana, lo que demuestra que no pueden creer en Dios, ya que no tienen alma, solo obedecen a los instintos puestos por Dios.

Los dos testigos que mataron en la plaza publica, y que volvieron a resucitar (Ap 11, 7- 13), creo que son la razón y la conciencia, que los ateos han hecho desaparecer para dar barra libre a todos sus apetitos y a todo lo prohibido por las Leyes de Dios. y que serán eliminados al fin del mundo por la corrupción generalizada, lo que precipitará la Victoria final de Dios sobre la Bestia. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario