MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

jueves, 15 de septiembre de 2016

TREMENDAS PALABRAS DE JESÚS PARA LOS RELATIVISTAS, QUE QUIEREN APARECER COMO LLAMADOS Y ELEGIDOS PARA REFORMAR LAS ENSEÑANZAS DE LA IGLESIA CATÓLICA

LA SANTA IGLESIA CATÓLICA, RESISTIRÁ A TODOS LOS
EMBATES DEL MUNDO PORQUE ES INVENCIBLE

Desde su fundación por Jesús, la Santa Iglesia Católica, ha tenido que enfrentarse a sus enemigos, liderados por Satanás que ha sido vencido por la Cruz, pero que, aprovechando la libertad que impera en el mundo, quiere "morir matando", llevándose con él el mayor número posible de almas para su rebaño infernal, para así vengarse de Dios.

La Iglesia tuvo que enfrentarse antiguamente a enemigos externos como el Imperio romano, y a la hora de evangelizar en el mundo a tantas religiones, sectas e idolatrías, que estaban establecidas en cada País. Fue una tarea harta difícil que costó mucha sangre, sudor y lágrimas a tantos santos y predicadores, pero que al final dio sus frutos ya que el Cristianismo se ha difundido en la mayoría de los Países del mundo.

Sabiendo que el martirio y el sacrificio, con el ejemplo de los cristianos, es en realidad una semilla que da frutos en abundancia, Satanás intenta, y muchas veces consigue entrar dentro de la Iglesia, lo que ha hecho decir a Pablo VI: "El humo de Satanás se ha introducido en el Vaticano". Han surgido una serie de Teólogos, Sacerdotes y laicos, que se dedican a predicar una doctrina adulterada y relativista, en donde se quiere eliminar todas las enseñanzas de los Santos Padres, el Santo temor de Dios, pintando un Dios insensible al pecado, que en realidad es una ofensa, y una herida a su Divinidad, y una alabanza a Satanás.

Como así lo explica San Juan de la Cruz, el demonio nunca tienta bajo el aspecto del mal, porque sabe que el mal conocido nunca será admitido, por eso predica un dios relativista que no ve diferencia alguna entre el pecado y la virtud, y más aún, afirmando que si existe el mal en el mundo, es lícito porque Dios lo permite, y que siendo todos hijos de Dios, el Infierno está vacío porque un Padre no puede mandar ahí a un hijo suyo, (lo que es falso porque como lo dijo Jesús a Nicodemo, para entrar en el Cielo, hay que volver a nacer, y exterminar el hombre viejo). 

Todo lo que han dicho y vivido los Santos, dicen que era de otra época y que hoy día, hay que volver a reinterpretar los Evangelios, y adaptarlos al mundo en que vivimos, lo que también es falso porque es el mundo que tiene que adaptarse a Dios, y no Dios al mundo. 



DEL EVANGELIO COMO ME HA SIDO REVELADO DE MARÍA VALTORTA

Dice Jesús:

[...] Hoy al amanecer se me ha hecho la observación de que, si todo viene de la voluntad divina, también esta quiere el error de los hombres. Es un error, un error además muy difundido. ¿Puede, acaso, un padre querer que el hijo se haga merecedor de condena? No, no puede. Y, a pesar de ello, vemos en las familias que algunos hijos se hacen tales. Incluso teniendo un padre justo que les señala el bien que hay que hacer y el mal que hay que evitar: ninguna persona recta acusará a ese padre de haber estimulado al hijo al mal.

Dios es el Padre, los hombres son los hijos. Dios señala el bien, y dice: “Mira, te pongo en esta circunstancia para tu bien”; o también, cuando el Maligno y los hombres que le siguen procuran desgracias a los hombres, Dios dice: “Mira, en esta hora penosa, actúa así, de forma que este mal sirva para eterno bien”. Os aconseja, pero no os fuerza. Pues bien, entonces, si uno, aun conociendo lo que sería la voluntad de Dios, prefiere hacer todo lo contrario, ¿se puede decir que tal cosa contraria es voluntad de Dios? No, no se puede.

Amad la voluntad de Dios, amadla más que a la vuestra, y seguidla contra las seducciones y los poderes de las fuerzas del mundo, de la carne y del demonio. También estas cosas tienen su voluntad, más en verdad os digo que bien infeliz es quien ante ellas se doblega.

Me llamáis Mesías y Señor. Decís que me amáis y me entonáis alabanzas. Me seguís, y tal cosa parece amor. Y, sin embargo, en verdad os digo que no todos de entre vosotros entrarán conmigo en el Reino de los Cielos. Incluso entre mis más próximos y antiguos discípulos habrá quien no entre, porque muchos harán su voluntad o de la carne, el mundo o el demonio; no la de mi Padre. No quien me dice: “¡Señor!, ¡Señor! Entrará en el reino de los Cielos, sino aquellos que hacen la voluntad del padre Mío; solo éstos entrarán en el Reino de Dios.

LLEGARÁ UN DÍA EN QUE YO, QUIEN OS ESTÁ HABLANDO, TRAS HABER SIDO PASTOR, SERÉ JUEZ. NO OS CONFIÉIS ILUSAMENTE EN MI ASPECTO ACTUAL. AHORA MI CAYADO CONGREGA A TODAS LAS ALMAS DISPERSAS Y SE MUESTRA DULCE PARA CONDUCIROS A LOS PASTOS DE LA VERDAD; ENTONCES, EL CAYADO SERÁ SUSTITUIDO POR EL CETRO DEL JUEZ REY Y MUY DISTINTA SERÁ MI POTENCIA. ENTONCES SEPARARÉ, NO CON DULZURA, SINO CON JUSTICIA INEXORABLE, LAS OVEJAS QUE SE ALIMENTAN DE VERDAD DE AQUELLAS OTRAS QUE MEZCLARON VERDAD Y ERROR O SE NUTRIERON SOLO DE ERROR. 

UNA PRIMERA VEZ Y LUEGO OTRA HARÉ ESTO. ¡AY DE AQUELLOS QUE ENTRE LA PRIMERA Y LA SEGUNDA COMPARECENCIA ANTE EL JUEZ NO SE HAYAN PURGADO, NO PUEDAN PURGARSE DE LOS VENENOS! LA TERCERA CATEGORÍA NO SE PURGARÁ. NINGUNA PENA PODRÍA PURGARLA. HA QUERIDO SOLO EL ERROR, EN EL ERROR PERMANEZCA.

Pues en ese momento habrá incluso, entre estos, quien gima: “¿Cómo es esto, Señor? ¿No hemos profetizado en tu nombre, no hemos arrojado demonios y realizado muchos prodigios en tu nombre?”. Pero Yo, en ese momento, muy claramente les diré: “Sí, habéis osado revestiros de mi Nombre para aparecer como no erais; habéis querido hacer pasar por vida en Jesús vuestro satanismo. El fruto de vuestras obras os acusa. ¿Dónde están los salvados por vosotros? ¿Dónde se cumplieron vuestras profecías? ¿A que llevaron vuestros exorcismos? ¿Quién fue el cómplice de vuestros prodigios? ¡Oh, si muy potente es muy Enemigo, pero no está por encima de Mí. Os ayudó, sí, para aumentar su botín; por obra vuestra se ensanchó el círculo de los que fueron arrastrados a la herejía. Realizasteis prodigios, sí, incluso aparentemente mayores que los de los verdaderos siervos de Dios, que no son histriones que dejan estupefactos a las muchedumbres, sino que son humildad y obediencia que dejan estupefactos a los ángeles. 

Mis siervos verdaderos, con sus inmolaciones, no crean fantasmas, sino que los cancelan de los corazones; ellos, mis verdaderos siervos, no se imponen a los hombres, sino que muestran a Dios a los corazones de los hombres; lo único que hacen es cumplir la voluntad del Padre y llevan a otros a cumplirla (de la misma forma que una ola impulsa a la que precede y atrae a la que la sigue), sin colocarse en un trono para decir: “Mirad”. Ellos, mis siervos verdaderos hacen lo que Yo digo, sin pensar sino en hacerlo, y sus obras llevan ese signo mío de paz inconfundible, de mansedumbre, de orden. Por tanto, puedo deciros: “Estos son mis siervos, a vosotros no os conozco, Alejaos de Mí, vosotros, obradores de iniquidad”.

Esto diré entonces. Tremenda palabra será. Estad atentos a no merecérosla. Id por el camino seguro de la obediencia – aunque sea penoso – hacia la gloria del Reino de los Cielos.
Ahora gozáos vuestro reposo del sábado alabando a Dios con todo vuestro ser. La paz sea con todos vosotros”.
Y Jesús bendice a la muchedumbre antes de que esta se disperse en busca de sombra, hablando en grupos, comentando las palabras oídas.

Con Jesús se quedan los Apóstoles y el escriba Juan, que no habla, pero medita profundamente, escudriñando todos los gestos de Jesús.Concluye así el ciclo del monte.




No hay comentarios:

Publicar un comentario