MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

jueves, 5 de enero de 2017

EL TRIUNFO DE LA SANTA IGLESIA CATÓLICA: NO SON TODOS LOS QUE ESTÁN NI ESTÁN TODOS LOS QUE SON.


LA VERDADERA CASA DE DIOS ES LA SANTA IGLESIA CATÓLICA 




Estamos bombardeados constantemente por unas hordas de individuos, que se dedican a analizar los defectos de algunos miembros consagrados de la Iglesia Católica, en los casos de Pederastia, para darnos a entender que toda la Iglesia está contaminada, lo que es como decir que porque Judas era un traidor y un ladrón, todos los Apóstoles lo eran.


Este razonamiento equivale también a afirmar que porque existen en las profesiones de Arquitectos, Ingenieros, Médicos, o cualquier otro oficio, individuos pederastas, todos los integrantes de esas profesiones lo son. Su odio a la Religión católica, los vuelve ciegos y fanáticos, nunca llegarán por eso a reconocer todos los actos de caridad, de ayuda a los necesitados, que la Iglesia ha hecho en el curso de la historia, con la fundación de hospitales, hospederías y hasta universidades, y todo lo que la Iglesia está haciendo en nuestros días en los Países pobres, y en los países desarrollados dando de comer, entregando ropa y dinero en la medida de sus posibilidades. 

El caso más notable en nuestros días, es el de Santa Teresa de Calcuta, que entregó su vida para aliviar los sufrimientos de los más pobres y abandonados, en un País, de mayoría hinduísta, que creen que esas criaturas están pagando las consecuencias de lo que llaman "Karma", los pecados de una vida anterior, ya que creen en la reencarnación.


En ninguna profesión liberal, o manual, si se elimina de su seno a uno de sus miembros por ser pederasta,  nadie se atreve a decir que todos sus miembros lo son, sin embargo, el odio satánico de ciertos individuos, les empuja a afirmar que todos los miembros de la Iglesia Católica sí lo son. Ni los partidos de Izquierda, de ideología marxista, que dicen tanto defender a los marginados, ni los Sindicatos, se dedican a dar de comer a los pobres y también los ricos que han venido a menos por culpa de la crisis económica.

Hay una sencilla razón para decir que solo la Iglesia Católica, y según mi opinión, la Iglesia Ortodoxa, son Iglesias Santas: No fueron fundadas por ningún hombre, mientras que en las otras Iglesias, solo intervinieron unos individuos que se creían "Iluminados", y escogidos por Dios, y que decidieron en un momento determinado, renegar de la verdadera Iglesia por lo que consideraban ciertos abusos.


Lo que creyeron ser una llamada de Dios para restablecer la verdadera Doctrina, y fundar una nueva Iglesia, fue en realidad una acción fomentada por Satanás, el cual, como lo explica tan bien San Juan de la Cruz, nunca tienta bajo el aspecto del mal,ya que sabe que el mal conocido nunca será admitido, sinó, apoyándose en una verdad, inocula la falsa Doctrina, como la aguja que simboliza la verdad, para luego hacer pasar el hilo de la mentira. 


La Iglesia le costó a Cristo, y a su Santa Madre, la Corredentora, Sangre, Sudor y Lágrimas, por eso la hizo invencible (Las puertas del Infierno no prevalecerán contra ella), y por eso también la dotó de plenos poderes: Jesús le dijo a Pedro: "Lo que atares en la Tierra será atado en el Cielo, y lo que desataras en la tierra será desatado en el Cielo".


¡Cuanta gente, con poco sentido común, y sin ninguna humildad, creen que la Iglesia de Cristo, después de estar fundada por Él, y después de todo lo que le costó, va a permitir que sucumba bajo Satanás y sus hordas, y que creen que vaya a refundarse gracias a ellos, unos individuos llenos de soberbia, de odio y de imprecaciones hacia los herederos de San Pedro. Eso es lo que ocurrió con el iracundo y lujurioso Lutero, el padre de todas las variopintas sectas protestantes actuales, que sería larguísimo enumerar, el sanguinario asesino Enrique VIII, que mató con su hija Elisabeth a más católicos que la Inquisición española en toda su historia, y el cruel y sádico Calvino, que mandó quemar vivo a Miguel Servet por su visión particular sobre la Santísima Trinidad.


Si algo en común tienen todas las religiones, y las sectas, que no han sido fundadas por Dios, sino inducidas por Satanás para combatir la verdadera Iglesia, a lo largo de los tiempos, es que siempre terminan desvelando a su fundador: el padre de la mentira. Es el caso del "matrimonio" homosexual, la ordenación de mujeres, y Obispas, incluso declarados homosexuales, la objeción sobre la presencia real de Jesús en la Eucaristía, la no existencia del Purgatorio, la predestinación y tantas otras cosas más, debidas a una interpretación falsa de las Escrituras. 


Recuerdo que el Papa actual, celebra el Sacrificio Eucarístico en el Vaticano, encima de la tumba de San Pedro, Jefe en la Tierra de la Iglesia fundada por Cristo, nombrado por Él, para él y también para sus legítimos sucesores.


Esto no quiere decir que los miembros de la Iglesia estén libres de pecados, como hombres que son, pero están en camino de alcanzar la santidad unos, y otros, aún que lleven el hábito talar, están descartados, si están en pecado mortal, por eso decimos que la Iglesia es Santa, porque los que aún no lo son están en camino de serlo, y los que no están en el camino de serlo ni lo serán, no pertenecen a la Iglesia de Cristo.

En este mundo, en donde Dios da toda una vida para santificarse, podemos decir que las almas son como el lienzo de un pintor, que está trabajando en su obra, no se le puede decir al pintor antes de terminar el cuadro: "¡Qué obra tan fea!", ya que dirá: "¡Espera a que lo termine para opinar!". El cuadro es el alma, el Pintor es Dios, y a la hora de la muerte, si el cuadro no está aún terminado, le dará los últimos retoques en el Purgatorio.

Muchos que no son Católicos, obedeciendo a la voz de su conciencia que está puesta por Dios, con más dificultad que los Católicos, por carecer de los Sacramentos, se salvarán y pertenecen a la Iglesia de Cristo. Otros muchos que van a misa, que comulgan, y cumplen con las obligaciones exteriores, incumpliendo los deberes que le exigen los Sacramentos, no pertenecen a la Iglesia Católica, y se condenarán, como les ocurrió a los Fariseos, y hasta el sumo Sacerdote que condenó a Jesús.


Gloria Patris et Filio et Spiritui Sancto, sicut era
in principio et nunc et semper, et
 in saecula saeculorum. Amen.



No hay comentarios:

Publicar un comentario