MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

miércoles, 17 de mayo de 2017

DURA ADVERTENCIA CONTRA LA IMPIEDAD DE LA EPÍSTOLA DE SAN PABLO A LOS HEBRÉOS




SAN PEDRO Y SAN PABLO LOS DOS PILARES DE
LA IGLESIA CATÓLICA



Los pastores y doctores de la Ley que han predicado incansablemente una doctrina relativista, son los responsables de la degradación espiritual actual de la Sociedad, y de la ausencia del Santo temor de ofender a Dios, que es un don del Espíritu Santo.

Hace ya muchos años un conocido Jesuita, ya fallecido (q.e.p.d.), famoso teólogo, de los que saben Griego, Hebreo y Latín, Y que ha publicado multitud de libros, profesor de la Facultad de Teología de Granada, escribió en una Revista, que San Pablo tenía una visión Vetero-testamentaria, es decir anticuada, de la Ley de Dios. 

Le mandé una carta que no tuvo respuesta, en la cual le preguntaba: ¿Entre la visión de San Pablo, puesto por Dios como faro de la Iglesia pasada, presente y futura, y la interpretación personal suya, fruto de la moda de nuestros días, que quiere predicar al dios "relativista”, insensible al pecado, ¿Con la cual hay que quedarse?
 




ADVERTENCIA CONTRA LA IMPIEDAD
De la Epístola de San Pablo a los Hebreos (Heb. 10, 26)


"Porque, si pecamos voluntariamente después de haber recibido el pleno conocimiento de la verdad, ya no hay más sacrificio por nuestros pecados, sino solo la terrible espera del juicio y el fuego vengativo que ha de devorar a los rebeldes.
 
Si el que quebranta la ley de Moisés es condenado sin compasión a muerte por la declaración de dos o tres testigos, ¿Cuánto mayor castigo no merecerá el que pisotee al Hijo de Dios, el que profane la sangre de la alianza con que fue consagrado, el que ultraje al espíritu de la Gracia? pues conocemos al que dijo:
 

Mía es la venganza;
Yo daré a cada uno según su merecido.

Y también:

El Señor juzgará a su pueblo.
¡¡Ha de ser terrible caer en manos del Dios vivo!!"











No hay comentarios:

Publicar un comentario