MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

lunes, 19 de junio de 2017

DESVELADAS LAS TÁCTICAS DE SATANÁS PARA APODERARSE DE LAS ALMAS

Dios da a sus queridas criaturas esta sublime caricia
que nunca se recibe sin volverse más
hermoso y mejor.





COMO SE PRODUCEN LAS TENTACIONES 



El alma prueba la dulzura de Dios, cuando su Majestad habla a través de su conciencia, y siente alegría y Paz cuando comete una obra buena, o cuando la persona cumple con su deber, y algunas veces hace una corta visita en su alma, que incendia su corazón, que San Juan de la Cruz llama centellas divinas, o visitas más profundas, que embriagan el alma, que también compara con lo que produce un efecto más prolongado, que llama vino adobado.

Estas acciones producen en el alma unos sentimientos tales, que el demonio trata de todas las maneras de evitar que se produzcan, porque sabe por experiencia que cuando ocurran, tiene el alma perdida para siempre. Pónele entonces en el alma sentimientos que le hacen pensar que Dios la rechaza, diciéndole. ¿Pero no recuerdas ese pecado, y este otro, y aquel, como crees que Dios va a olvidarse de eso?.

Estas tentaciones son completamente opuestas a las que usa con  las personas ancladas en el vicio, que son la gran mayoría de la gente de hoy, que vive anestesiada en un mundo en donde no existe el pecado, entonces el demonio dice a esas almas: "Dios es tu Padre, sigue con tus apetitos y disfrutando de la vida, es una locura dejar el placer para más tarde, cuando ya no puedas disfrutarlo, ¡Dios no puede mandarte al Infierno porque eres hijo suyo. el asunto de la condenación y del castigo eterno y del demonio, es un invento de los curas de la Edad Media!





No hay comentarios:

Publicar un comentario