MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

miércoles, 18 de julio de 2018

EL BOTÍN OBTENIDO POR LA VICTORIA DE JESÚS SOBRE SATANÁS, CONSISTE EN LAS INAGOTABLES INDULGENCIAS PARA LA SALVACIÓN DE LAS ALMAS

LAS INDULGENCIAS SON UN TESORO INAGOTABLE, YA QUE CON ELLAS SE PUEDE PAGAR LA ENTRADA EN EL REINO DE DIOS
       


           Este escrito es el que muestra el tesoro inagotable obtenido por los méritos extraídos de la Comunión de los Santos y de Jesús, Rey de una riqueza infinita, que además acumuló todo el botín arrancado tras su gloriosa Victoria contra el "Príncipe Negro", que era el dueño de este mundo por el pecado de Adán y Eva, de la misma manera que Moisés y su Pueblo arrancaron al Faraón el botín de Egipto para trasladarse a la Tierra Prometida, donde mana la leche y la miel.

             Ese botín se ha entregado a la Santa Iglesia, para que lo distribuya gratuitamente a los fieles que se lo pidan, para así acceder más rápidamente a tomar posesión del Reino de los Cielos. Desgraciadamente para ellos, mucha gente de hoy piensa que estas indulgencias no tienen valor alguno, porque se basan en un razonamiento puramente humano, desconociendo las famosas palabras de San Pablo que dice: "La sabiduría de este mundo es necedad para Dios, de la misma manera que la Sabiduría de Dios es locura para el mundo". Aquí Jesús refuta de una manera clarísima todas las objeciones que muchos ponen referentes a su validez.

              Creo recordar que fue en la Vida de Santa Teresa de Jesús, en donde leí que veía las almas subir al cielo, las muy ancianas rejuvenecidas con una edad de unas treinta años, la mayoría decía que las veía ir al Purgatorio, salvo a una de ellas que subió al cielo directamente gracias a las indulgencias.






            De los Cuadernos de María Valtorta 
     (Dictado del 4 de Agosto de 1.944)

Dice Jesús:

      (...) Alguien te preguntó cómo se conceden esas indulgencias que no están convalidadas por un notorio milagro y qué luz las ilumina. Esto es uno de los escollos contra los cuales se estrellan o en que quedan atascados los ánimos ignorantes en cuanto a la Fe. Por eso, Yo os instruyo en esa verdad; Yo que soy el buen Maestro qué quiere vuestra cognición y no vuestra ignorancia porque conocer es amar, conocer es salvarse y Yo que soy  Rey además de Maestro, como soy el Rey bueno, quiero que os salvéis porque un Rey bueno ama a sus súbditos y, por lo tanto, no quiere verlos en poder del dolor, de la indigencia, de la muerte; un rey bueno quiere verlos salvos en los confines de su reino.

            Las indulgencias se conceden por los medios extraídos de los tesoros de la Comunión de los Santos, a partir del tesoro del Santo entre los santos – es decir, Yo Jesús – hasta el de los justos. Así como los prados en primavera, después de un tibio chubasco nocturno, se muestran constelados de flores al beso del sol, así, bajo el rocío de la gracia, Yo veo florecer en los áridos campos de la Tierra las almas justas y vivir,  perfumar y morir con la corola tendida al Cielo, en el que vuelcan su vida y sus fragancias que luego, fundidas con las luminosas de los Bienaventurados, vuelven a la Tierra para santificarla. Felices de esos terrones que las acogen y saben hacer florecer sobre la árida piedra un nuevo espíritu, hijo de Dios.

        ¿Teméis acaso que los infinitos millones de días de indulgencia no correspondan a la suma de los méritos? ¡Oh, no temáis! Yo multiplico por un nombre infinito de veces los méritos de los santos porque los fundo con los míos, que son infinitos. Son tan grandes que, aunque cada hombre gozase de ellos todos los días por la suma total de todos los días de indulgencia obtenidos por todas las plegarias de la Tierra, los tesoros de los méritos no disminuirían.

           ¿Teméis en cambio, que quien debe aplicarlos los aplique erróneamente? Yo le dije a Pedro: “Lo que desates en la Tierra será desatado en el Cielo”. En consecuencia si le he dado facultad a mi Pedro, y a los que de él descienden, para absolver de las culpas – y por lo tanto, para soltarles del nudo del Maligno -, es lógico que le haya dado también la facultad de tomar entre los tesoros del Cielo las riquezas que os perdonan también las deudas, o parte de la misma, que queda tras de la absolución de la condena. Si al que está investido de mi Espíritu le es posible juzgar y absolver, ¿Cómo puede no serle posible aplicar riquezas ciertas?

           Puede juzgarse una culpa personalmente. Esto sucede raramente en mi Tribunal, porque Yo remedio los olvidos de mis jueces y les ilumino cuando examinan. Solo a los que no son dignos de ser tales, les privo de la Luz. Más para las almas, esto no es un peligro, porque Yo suplo con mi Misericordia hacia ellas y las encamino hacia otros sacerdotes dignos de guiarlas. Yo velo siempre. Puede juzgarse una culpa personalmente. Por eso, hay tantas diferencias, mayor o menor severidad entre los jueces. Más los méritos de los santos son ciertos, son seguros aún en su vastedad. Por consiguiente, no hay que temer que, cogiéndolos a manos llenas, el Jefe de la Iglesia y los Jefes de las diócesis se encuentren algún día con que deben aplicar lo que ya no existe. Y por lo tanto, quedaos  tranquilos.

        Me critican diciendo: “Mas ¿es justo disponer esta indulgencia aquélla para ésta o aquella plegaria, o práctica o festividad?”.

         No os preocupéis. Os hago notar que, en lo que atañe al culto, mis Pastores están guiados divinamente; más aunque no fuera justo, Yo no permitiría que se burlara la confianza de las almas. Y por eso, esta o aquella plegaria, o práctica o festividad, darán a las almas la indulgencia correspondiente a las mismas por el mérito de la fe de las almas. Y Yo no descuido nunca dicho mérito y dicha fe; por el contrario, los premio seguramente.

           Tomemos en consideración también el caso de un Pastor que concede indulgencia a algo que no  la merece, o peor a algo que es erróneo. O peor aún: consideremos que el Pastor está privado de la Luz porque la culpa mortal ha matado su espíritu. ¿Acaso por ello las almas serán defraudadas del tiempo de indulgencia concedido a ese hecho? No, no sucederá jamás. Las almas buenas cumplen ese acto con un fin santo y recto. O sea, que su obra parte de un punto santo para llegar a uno aún más santo: la Comunión de los Santos. Si a mitad de camino se levanta el pilar de un error, no crea obstáculos a su marcha, porque su obra vuela, no se arrastra se remonta sobre el escollo, lo sobrepasa muy por encima y va a sumergirse directamente en los tesoros celestes, sin menoscabo alguno.

          Yo premio la verdadera fe Acordaos de una gran verdad: todo acto de fe es un fruto del amor. El amor es por si mismo la indulgencia total que anula la multitud de los pecados (1, Pedro 4,8). Aunque una indulgencia hubiera sido aplicada sin ninguna autoridad, para el alma que por amor mío, intenta obtenerla, está reservado y aplicado el indulto de mi amor infinito, que la librará de toda sombra de muerte espiritual, para vivir y ver la Luz.

         Ve en paz, estoy contigo.”  



LOS SERAFINES RECIBEN A LAS ALMAS QUE SALEN DEL PURGATORIO, PARA ENSEÑARLES EL "SANTUS" ETERNO PARA CANTAR AL PIE DEL TRONO DE DIOS


            


           El Purgatorio es el lugar en que la gran mayoría de los mortales irán a parar para limpiar su alma, para poder entrar en unión mística con Dios. En la Vida de Santa Teresa de Jesús, podemos leer que gracias al don que Dios le había dado, podía discernir el estado de las almas a la hora de su muerte: dice que todas las que vio subir a los cielos, subían con una edad de unos 30 años, a pesar de ser mucho más viejos y que prácticamente todas pasaban por el purgatoria, salvo unas cuantas que habían tenido la precaución de obtener indulgencias, tesoro de la Santa Iglesia y de la Comunión de los Santos, que hoy día, muy poca gente y eclesiásticos practican, teniéndolo por anticuado, y propio de la Edad Media.

          En cuanto a San Juan de la Cruz, el Santo místico por excelencia, que quiere decir que es el que está más cerca de Dios en esta Tierra, ya que según él dice, místico quiere decir enamorado, afirma que se obtiene más purificación en la Tierra en unas horas que en el Purgatorio en muchos años. Y la explicación es muy sencilla para el que es espiritual, aquí en este mundo, rige el arrepentimiento y por lo tanto, la Misericordia de Dios, y se hace penitencia libremente, lo que tiene mucho más mérito que en el más allá, en donde rige la Justicia, y al no existir el arrepentimiento, ya que al terminar su estancia en la Tierra, no puede ya merecer ni pecar más, por eso la Misericordia no puede ahora corresponderle, solo existe aquí el premio o el castigo que, al ser impuesto, es mucho menos activo que cuando es voluntario.

          San Juan de la Cruz, en sus dichos de Luz y Amor, dijo esta frase que se conoce en todo el mundo: 

      "A la tarde te examinarán en el Amor; Aprende a amar como Dios quiere ser amado y deja tu condición".

     Y todo lo que explica Jesús a María Valtorta sobre el Purgatorio, confirma plenamente esta frase

        Quiero aquí recordar lo que contestó la Santísima Virgen de Fátima a los pequeños videntes, a la pregunta de donde estaban tres niñas jóvenes que habían muerto recientemente en el pueblo, dijo que dos estaban en el Cielo y la tercera, ¡Que estaría en el Purgatorio hasta el fin del mundo!



De los cuadernos de Mª Valtorta 21-10-1.943

               Dice Jesús:

              [...] Recordad, hombres, que Yo, el Puro, no he rehusado a redimir a las mujeres sin honor, y por el honor que ya no tenían, he hecho surgir de su ánimo, como flor de un suelo profanado, la flor viva del arrepentimiento que redime. He dado mi piadoso amor a esas pobres desgraciadas que un así llamado "amor", había postrado en el fango. Mi verdadero Amor las ha salvado de la lujuria que el así llamado "amor" les había inoculado. 

            Si las hubiera maldecido y huido de ellas, las habría perdido para siempre. Las he amado también por el mundo, que tras haber gozado de ellas, las recubre de burla hipócrita y falso desprecio. En lugar de las caricias de pecado, las he acariciado con la pureza de mi mirada; en lugar de palabras de delirio, he tenido palabras de amor por ellas, en vez de moneda, vergonzoso precio de su beso, les he dado la riqueza de mi Verdad. Así se hace, hombres, para sacar del fango a quien se está hundiendo en él, no se agarra uno al cuello, para que sean dos los que perecen, ni se tiran piedras para hundirle aún más. Es el Amor, siempre el Amor el que salva.

        [...] Como veis, si transgredís el decálogo, transgredís el Amor. Así es para los consejos que os he dado, que son las flores de las plantas de la Caridad. Entonces, si transgrediendo la Ley, transgredís el Amor, es evidente que el pecado es falta contra el Amor. Y por eso debe expiarse con Amor.

             El Amor que no habéis sabido profesarme en la Tierra, me lo tenéis que dar en el Purgatorio. Por eso os digo que el Purgatorio es sufrimiento de Amor.

               Durante toda la vida habéis amado poco a Dios en su Ley. Os habéis echado a la espalda la idea de Él, habéis vivido amando a todos y amándole poco a Él. Es justo que, no habiendo merecido el Infierno y no habiendo merecido el Paraíso, os los merezcáis ahora, encendiéndoos de caridad, ardiendo por cuanto habéis sido tibios en la Tierra. 

            Es justo que suspiréis durante miles y miles de horas de expiación de Amor, lo que no habéis suspirado miles y miles de veces en la Tierra: por Dios, finalidad suprema de las inteligencias creadas. A cada vez que habéis vuelto la espalda al Amor, corresponden años y siglos de nostalgia amorosa. años o siglos según la gravedad de vuestra culpa.

               Estando ya seguros de Dios, conocedores de su suprema belleza por el fugaz encuentro del primer juicio, cuyo recuerdo tenéis con vosotros para haceros aun más vivo el ansia de Amor, suspiráis por Él, lloráis su lejanía, os lamentáis y arrepentís de haber sido vosotros la causa de tal lejanía y os hacéis cada vez más permeables a ese fuego encendido de la Caridad hacia vuestro Supremo Bien.

        Cuando, por las oraciones de los vivientes que os aman, los méritos de Cristo son lanzados como esencia de ardor en el fuego santo del Purgatorio, la incandescencia de amor os penetra más fuerte y más adentro, y entre el resplandor de las llamas, cada vez se hace más lúcido en vosotros el recuerdo de Dios visto en aquel instante.

        Así como en la vida de la Tierra, cuanto más crece el Amor, más sutil se hace el velo que cela al viviente de la Divinidad, del mismo modo, en el segundo Reino, cuanto más crece la purificación, y por ello el Amor, más cercano y visible se hace el Rostro de Dios. Ya transluce y sonríe entre el centelleo  del santo fuego. Es como un Sol que cada vez se acerca más, cuya luz y calor anulan cada vez más la luz y el calor del fuego purificante, hasta que, pasando del merecido y bendito tormento del fuego al conquistado y bienaventurado alivio de la posesión, pasáis de llama a Llama, de luz a Luz, salís para ser Luz y llama en Él, Sol eterno, como chispa absorbida por una hoguera y como candelero arrojado en un incendio.

             ¡Oh! Gozo de los gozos cuando os encontréis elevados a mi Gloria, pasados de ese reino de espera al Reino del Triunfo. ¡Oh, conocimiento perfecto del perfecto Amor!

            Este conocimiento, María, es misterio que la mente puede conocer por voluntad de Dios, pero no se puede describir con palabras humanas. Cree que merece la pena sufrir toda una vida para poseerla desde el momento de la muerte. Cree que no hay caridad mayor que procurarla con las oraciones a quienes amaste en la Tierra y que ahora comienzan su purificación en el Amor, a quienes en la vida, tantas y tantas veces cerraron las puertas del corazón.

      Ánimo, bendita a la que son desveladas las verdades escondidas. Actúa, obra y sube. Por ti misma y por quienes amas en el más allá. Deja consumar en el Amor el estambre de tu vida. Vierte tu amor sobre el Purgatorio para abrir las puertas del Cielo a quienes amas.

          Serás bienaventurada si sabes amar hasta la incineración de cuanto es débil y pecó. Los Serafines salen al encuentro del espíritu purificado con la inmolación de Amor y le enseñan el "Sanctus" eterno para cantar al pie de mi Trono".






martes, 17 de julio de 2018

LA UNIÓN MÍSTICA CON EL PROFETA ELÍAS, SAN JUAN BAUTISTA Y LA VIRGEN DEL CARMEN.



LA VIRGEN DEL CARMEN, PATRONA DE LOS MÍSTICOS CONTEMPLATIVOS



El Profeta Elías, que era Eremita del monte Carmelo, es el Patrono de los Carmelitas Descalzos, cuyos personajes más importantes, aparte del fundador San Simón Stock, son San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús. Pero en el Antiguo Testamento las Profecías decían que Elías volvería antes de la venida del Mesías, Jesús dijo que Elías era la figura simbólica de su Primo San Juan Bautista, el que saltó de alegría en el  vientre de su Madre Santa Isabel, cuando María vino a visitarla, porque en ese momento, le fue quitado el pecado Original. Fue por eso que Jesús afirmó que ningún hombre nacido de mujer fue tan grande como él, ya que todos nacieron con pecado Original.  

María Santísima tiene una enorme dimensión, porque actúa en toda el mundo material, por eso es Reina de la Tierra, y otra dimensión aún más grande, porque actúa también en todo el mundo celestial, es por eso que es Reina del Cielo y de los Ángeles. 

La Soberbia Eva, quiso ser como Dios y entregando a su compañero el fruto maldito, engendró con él a una humanidad  tarada en su cuerpo material, que sigue atraída por todos los apetitos de este mundo y de la carne, tentada por todos los renegados, liderados por el dragón Infernal. Eva tiene una actuación material porque por su culpa ha traído la muerte al cuerpo y también una actuación sobrenatural,  porque ha atraído la segunda muerte que es la muerte eterna del alma, rematando así la obra de Lucifer que dijo a Dios: "No serviré".

También en nuestra mundo ha ocurrido lo inverso, necesario para restablecer el orden creado por Dios, La humildísima Ave (que es el inverso de Eva), la Virgen María que quiso ser la esclava de Dios, y al entregar a sus futuros hijos su fruto bendito que es Jesús, engendró espiritualmente gracias a Él, una humanidad limpia de la culpa heredada, lo que anuló en las almas que comen de ese fruto lo que había conseguido Lucifer, venciendo la muerte del cuerpo por una Resurrección como la de Jesús, que restablece el cuerpo inocente que tenían Adán y Eva antes del pecado, y devuelve al hombre la herencia de Dios que había perdido, que es la Vida Eterna.

Pero en María existe también una dimensión sobrenatural, que es reparar la Ofensa de Lucifer a Dios, que quiso ponerse a su altura con su soberbia y su desprecio. María, gracias a su maternidad en la Tierra demostró a los ángeles que habían permanecido fieles a Dios, que solo la humildad y el servicio con verdadero Amor a Dios, es lo que nos hace iguales a Él, por eso es también Maestra y de los Ángeles.

La palabra Lucifer significa portador de la Luz, que según dijo Jesús en el Evangelio era Él mismo, el Arcángel caído estaba pues destinado a dar a conocer al mundo al mismo Hijo de Dios, pero se transformó en Demonio por su soberbia, de la misma manera María estaba también destinada a dar al mundo esa Luz divina que es su Hijo Jesucristo, se transformó de mujer en Reina de los Ángeles gracias a su humildad.

Bendito sea Dios Todopoderoso que endereza los caminos torcidos por los pecados, rebaja las montañas y las aplana, que es la altanería de las almas, y allana los caminos para preparar su venida, como predicaba Juan Bautista el Precursor, el nuevo Profeta Elías, que ha vuelto en su carro de fuego del Espíritu Santo, para anunciar la venida del Mesías.





lunes, 16 de julio de 2018

FIESTA DE LA VIRGEN DEL CARMEN, SALVADORA DE LAS ALMAS DEL PURGATORIO, HOY DÍA LAS GRANDES OLVIDADAS


LA VIRGEN DEL CARMEN, SALVANDO
ALMAS DEL PURGATORIO






       La devoción a las almas del Purgatorio, que antiguamente estaba muy arraigada, parece estar hoy día en desuso, sin embargo como lo podemos ver en este escrito, es una de las prácticas más importantes y queridas por Dios. A este respeto, he tenido la experiencia personal de un familiar, muerta en temprana edad, que dejó a marido y dos hijos aún  jóvenes y que se me apareció en sueños. Le pregunté: “¿Estás en el Cielo?”, por toda respuesta se puso a llorar, con lo cual comprendí que necesitaba oraciones. 

            Luego me dio un consejo, porqué conocía el resentimiento que tenía hacia ciertas personas, que me habían hecho daño a mí y a mis familiares: “Perdona a esos que te han hecho mal, porqué son hermanos tuyos”, a lo cual le contesté: “Yo ya les he perdonado”, Bastante tiempo después se me apareció otra vez, y le pregunté lo mismo, y me contestó con una sonrisa.

        Hoy día, también las indulgencias que la Iglesia, con el poder de Dios puede otorgar, son las que permiten acortar la duración de las penas en ese Purgatorio, aquí también esta tradición ha caído en desuso, porque nadie sabe explicar cómo se aplican y por qué se pueden aplicar, en un próximo escrito se aclarará como la Iglesia puede sacar del Tesoro inagotable del Cuerpo místico, las indulgencias para aplicarlas a las ánimas.



Del Evangelio como me ha sido revelado 
de María Valtorta

       (…) “En mi Iglesia habrá siempre Sacerdotes, Doctores, Profetas, Exorcistas, Confesores, obradores de milagros, inspirados; todo lo que ella requiere para que las gentes reciban de ella lo necesario. El Cielo, la Iglesia triunfante, no dejará sola a la Iglesia docente, y esta socorrerá a la Iglesia militante. No son tres cuerpos, son un solo cuerpo. No hay división entre ellas, sino comunión de amor y de fin: amar la Caridad, gozar de la Caridad en el Cielo, su Reino. Por eso, también la Iglesia militante deberá, con amor, aportar sufragios a una parte suya que, destinada ya a la triunfante, todavía se encuentra excluida de ésta por razón de la satisfactoria reparación de las faltas absueltas pero no espiadas enteramente hasta la perfecta divina Justicia.

             En el Cuerpo místico, todo se debe hacer en el Amor y por el Amor, porque el amor es la sangre que por él circula. Socorred a los hermanos que purgan. De la misma manera que dije que las obras de misericordia corporales os conquistan un premio en el Cielo, también he dicho que os lo conquistan las espirituales. Y en verdad os digo que el sufragio para los difuntos, para que entren en la paz, es una gran obra de misericordia, por la cual Dios os bendecirá y os estarán agradecidos los beneficiarios del sufragio.

            Os digo que, cuando, en el día de la Resurrección de la carne, estéis todos congregados ante Cristo Juez, aquellos a quien bendeciré, estarán los que tuvieron amor por los hermanos purgantes ofreciendo y orando por su paz.

           Ninguna buena acción quedará sin su fruto, y muchos resplandecerán vivamente en el Cielo sin haber predicado ni administrado ni realizado viajes apostólicos, sin haber abrazado especiales estados, sino solamente por haber orado y sufrido por haber dado paz a los purgantes, por llevar a la conversión a los mortales. También estas personas, Sacerdotes a quienes el mundo desconoce, Apóstoles desconocidos, víctimas que sólo Dios ve, recibirán el premio de los Jornaleros del Señor, pues habrán hecho de su vida un perpetuo sacrificio de amor por los hermanos y por la Gloria de Dios.

           En verdad os digo que a la Vida Eterna se llega por muchos caminos, y uno de ellos es este, y muy apreciado por mi Corazón.

***************************************************************************************************************************


ORACIÓN MARAVILLOSA
QUE LIBERA 1.000 ALMAS DEL PURGATORIO


Padre Eterno, os ofrezco la Preciosísima Sangre de
Vuestro Divino Hijo Jesús, junto con todas las misas
Que se celebran hoy día en todo el mundo,
por las Santas almas del Purgatorio,
por los pecadores en todas partes,
por los pecadores en la Iglesia universal,
los de mi propio hogar, y dentro de mi familia.
Amén.



PROMESA EXTRAORDINARIA DE CRISTO


             El Salvador aseguró a Santa Gertrudis la Magna, religiosa Cisterciense del Monasterio de Helfta en Eisleben (Alemania), a finales del siglo XIII, que esta oración liberaría a mil almas del Purgatoria cada vez que se ofreciese, extendiéndose también la promesa a la conversión y salvación de las que todavía peregrinan en la Tierra.



CONSIDERACIONES IMPORTANTES


     Se recomienda encarecidamente su rezo diario, pues es incalculable el bien que podemos hacer a las almas si se recita varias veces, consiguiéndose además la salvación de miles de almas, dentro y fuera de la Iglesia, y en la propia familia.

           Medítese en la inmensa gloria que alcanzará quien lo hiciere así, en las gracias que obtendrá, en los pecadores que salvará, en las ánimas que liberará, en la ayuda y protección continua de estos desde el cielo etc., etc…

          Piénselo bien cada uno, y comience ya desde hoy mismo su rezo, mientras hay tiempo, pues todo pasa y pasa pronto. Y el tiempo no vuelve jamás. No mueras con las manos vacías de buenas obras.



Con licencia eclesiástica. Se autoriza su 
reimpresión y difusión.






sábado, 14 de julio de 2018

EL TELESCOPIO QUE CAPTÓ LAS MARAVILLAS DE LA CREACIÓN, Y QUE CONFIRMA LA ETERNIDAD E INFINITUD DE DIOS, YA QUE LOS SERES SE CONOCEN POR SUS OBRAS





Dios, que parece ser un Dios escondido, está para los que saben verlo, presente en todo el Universo visible e invisible, se puede contemplar en todo mineral, vegetal y en toda la gran variedad de animales, y de seres vivos, que existen en nuestro planeta, y en los millones de mundos de otras galaxias, en los cuales nunca podremos acceder por las distancias siderales que nos separan de ellos. Hace poco salió la noticia de que se vio por los telescopios un planeta, a una distancia de su sol parecida a la de la Tierra, lo que significa que habría agua en estado líquido, que es necesaria para la vida, ¡pero para llegar allí, una nave viajando a 300.000 km por segundo tardaría 60.000 años en llegar! 

Y es que toda la Creación tiene la huella de Dios para los contemplativos, es un don de Dios que solo tienen algunas personas, que son las que aman a Dios con un Amor especial, que solo se activa en la soledad. San Juan de la Cruz explica que ese tipo de amor contemplativo y solitario, es semejante al que tienen algunos humanos con su pareja, que aunque no tengan en este momento ninguna relación íntima, solo se encuentran a gusto en soledad, no queriendo que haya presencia alguna que les es molesta.

Siendo Prior de Granada en el Carmen de los Mártires, el Santo dispersaba a sus frailes por el campo, desde donde se divisa toda la magnífica vega de Granada, con sus impresionantes vistas a Sierra Nevada, apartando a los frailes de sus compañeros,  los llevaba en el campo y les decíales decía: "Alabad y contemplad a Dios aquí en soledad".

El día 4 de Enero de 2.017, ha aparecido una noticia que informa que los astrónomos han descubierto una nueva galaxia, de tipo poco común que está a ¡¡359 millones de años luz de la tierra!!, es decir que una nave circulando a 300.000 kilómetros por segundo, tardaría 359.000.000 de años en llegar. Este dato es una demostración tajante de que Dios es Todopoderoso, Infinito, y Eterno.



Del Evangelio tal como me ha sido revelado 
de María Valtorta


Dice Jesús:

[...] Justo es santificar las fiestas y alabar al Señor en los lugares de oración, más toda la Creación puede ser un lugar de oración si la criatura sabe convertirla en eso con su elevación hacia el Padre. Lugar de oración fue el arca de Noé, a la deriva sobre las olas; y el vientre de la ballena de Jonás; lugar de oración fue la casa del Faraón cuando José vivió en ella; y la tienda de Holofernes para la casta Judit. ¿Y no era, acaso, sagrado para el Señor el lugar corrompido en que, esclavo vivía el Profeta Daniel; sagrado por la santidad de su siervo, que santificaba el lugar, hasta el punto de merecer las altas profecías de Cristo y el Anticristo, clave de estos momentos y de los últimos tiempos? 

Pues con mayor razón será santo este lugar que, con los colores, los perfumes, la pureza del aire, la riqueza de los cereales, las perlas del rocío, habla de Dios Padre y Creador y dice: “Creo; quered creer vosotros, pues de Dios damos testimonio”. Sea, por tanto, la Sinagoga de este sábado; leamos en ellas las páginas eternas escritas sobre las corolas y las espigas, teniendo como sagrada lámpara el Sol.

He nombrado a Daniel. Os he dicho: “Sea este lugar nuestra sinagoga”. Esto trae a la memoria el gozoso “Benedicite” de los tres santos jóvenes entre las llamas del horno: “Cielos y aguas, rocío y escarcha, hielos y nieves, fuegos y colores, luces y tinieblas, relámpagos y nubes, montes y colinas, todo vegetal nacido, pájaros, peces, animales todos, alabad y bendecid al Señor, junto con los hombres de humilde y santo corazón”. Este es el resumen de este Canto que tanto enseña a los humildes y santos. Podemos orar y merecer el Cielo en cualquier lugar.

Lo merecemos cuando hacemos la voluntad del Padre, que es cumplir con el primer mandamiento de amar a Dios con todo nuestro ser, ya que amar al prójimo como a uno mismo es un corolario del amor verdadero a Dios. 





EL COSMOS ES LA IMAGEN DE DIOS



            La visión del Cosmos de María Valtorta, relatada de una manera humana, es por eso algo siempre imperfecta, a pesar de la ciencia infusa que le comunica Jesús. A ese efecto, la vidente relata la trayectoria de algunos astros o cometas, que tienen trayectorias rectas, que se deslizan como serpientes, o que tienen recorridos sinuosos. Esto parece contradecirse con la Ciencia, que dice que la trayectoria de los astros sigue siempre una trayectoria de una curva cónica como puede ser una parábola, una elipse o una hipérbola.

           Por esa razón, interviene ahora Jesús, explicando de una manera racional y exacta, sin que la Ciencia humana pueda contradecir alguna de sus palabras, lo que demuestra de una manera inequívoca que es realmente Él el que habla, y que es el autor de todo lo que existe en el Universo, además, explica de una manera clarísima, la diferencia tan abismal que existe entre la Creación material, perecedera, y en contigua agonía por el gasto y la depreciación de la materia, y el mundo espiritual, indegradable y eterno.

          Esto es lo que explica tan bien S, Juan de la Cruz, cuando dice: toda la belleza del mundo, comparada con la belleza de Dios es suma fealdad, toda la Ciencia, suma ignorancia, toda la riqueza, suma pobreza, y toda la gracia suma desgracia. El mundo pues al ser la imagen de Dios, es como un espejismo, que refleja de cierta manera al Creador, pero es como un mundo virtual, que está pero que no existe, ya que un día desaparecerá, mientras que Dios y la Creación espiritual permanecerán para siempre. Está escrito en la Epístola: Nadie vio, nadie oyó, ni cayó en mente humana lo que Dios tiene reservado para sus elegidos”

        El mundo es pues un sueño de Dios, que se produce el séptimo día de la Creación, que es cuando Dios descansó, y digo que es un sueño, porque cuando soñamos, se producen acontecimientos en los cuales no interviene nuestra voluntad.

        En cierta manera el mundo es también una mentira, porque el reloj, indicando la hora miente continuamente, mientras que en la Eternidad, que es el “Medio día”, como lo dice S. Juan de la Cruz, citando el Cantar de los Cantares de la Biblia, el reloj está parado y por eso no miente nunca. Esta mentira del mundo, que es el tiempo, necesario para la recreación del alma, permite por eso la presencia de Satanás, que es el Padre de la mentira, y que es necesario para esa recreación, ya que es el catalizador que separa los dos componentes que son el bien y el mal presentes en cada ser humano.



ACLARACIÓN DE JESÚS SOBRE LA VISIÓN
 DEL COSMOS

De los cuadernos de María Valtorta (19-12-1.944)



Dice Jesús:
“Y ahora Yo te hablo:
Te he mostrado solamente un ángel, un simple ángel. No era un serafín, un querubín, ni un arcángel. Era solo un ángel, diría que era el más pequeño, y te lo he mostrado para hacerte comprender que es un ángel común en las filas que exultan en el Cielo. Y has visto cómo su luz, que otorga un cuerpo etéreo a su esencia hecha solo de espíritu, ha ofuscado la luz de todos los astros juntos.

Con el deseo de mi Pensamiento, he llamado a un ángel y ha venido desde el más lejano Empíreo, y entre mi llamado y el momento en que se ha postrado a mis pies, no ha pasado ni siquiera una fracción de tiempo que llamáis segundo.

He querido esto para demostrarte cómo, los que creen ser sabios porque conocen los dogmas de la ciencia humana, no siempre exactos y nunca completos, y se creen dueños de un océano de luz, de verdad y de belleza, en realidad, poseen solo una partícula de los mismos, y para colmo, unida a muchas escorias.

Has dicho: “¡Cuántos misterios hay aquí arriba!”. Es así, ¡oh estrellita de tu Maestro! La vida no se detiene en esta creación. No se detiene en ninguna parte de ella. Y no se detendrá hasta que Yo haya dicho: “¡Basta!” y cambie, como está establecido en mi Pensamiento, los aspectos y las leyes que hace miles de siglos he dado a la Vida.

Vida es la del éter, que con su ligera solidez facilita la carrera de los astros y sostiene su peso y que con su composición y frigidez permite la perfección cada vez mejor de los mismos hacia ese límite máximo que he establecido para cada vida. Aquí se obedece mi voluntad. Vida es la de los astros y planetas que, partiendo de nebulosas que podíamos llamar fetos de astros formados en el amplio seno del éter, van solidificándose lentamente, se nutren como voraces bocas del mismo modo que un niño arrebata alimento y zumo del seno de la nodriza. 

La misma insomne carrera de todas estas vidas estelares permite al fluir de ellas de moléculas – gases y metales – que encienden las nebulosas y en el fuego se funden con el núcleo primitivo y se hacen cada vez más concretas y, al final, la llama se convierte en fuego y el fuego en astro. Se suceden esponsales y nacimientos, nacimientos y esponsales, y muerte de astros longevos que, al disgregarse en la última convulsión vital, se hacen núcleos de otras vidas, latentes en el gran río de la Galatea. No hay una siquiera que no tenga una misión de amor también para vosotros, que estáis lejos, a distancias de miles de millones de kilómetros; para vosotros que estáis aún más lejos, porque ya no sabéis “ver” con los ojos de hijos de Dios.

Te he mostrado ese polvo de astros, que es polvo respeto al fulgor de mi ángel. Más, ¡oh pequeña hija a quien alzo los velos del misterio para hacer olvidar la Tierra y enamorarse de cada vez más de mi Patria!, ¿Cómo hemos de llamar el polvo de los que son grandes solo en cuanto al orgullo, de los que llevan el nombre de hombre?

¿A esos podría decirles: “Mirad”? No, pues no verían. Y no creerían aunque les hiciera ver por un milagro de Mi Potencia. Han masticado el pan y el fruto de su soberbia y de la ciencia humana. Y se han enloquecido. Di y doy páginas de verdad y de santidad. Más, para muchos, caen por los suelos como briznas de mísera paja. Los “hombres” – démosles el título de nobleza de acuerdo con el concepto que ellos tienen – no se cuidan de estas palabras.

“Hombre” debería querer decir: “hijo de Dios, hecho a imagen y semejanza del Padre en los pensamientos, en los afectos, en los actos, en los impulsos, en los deseos”. Los hijos son así. En cambio, actualmente “hombre” significa “el animal más soberbio, más vacuo, más cruel, más fútil, más contrario a Dios”. Cree serlo todo. Es una nada. Lo es porque es solamente “hombre” y ya no es más “Hijo de Dios”.

¿Dónde está el espíritu del hombre? ¿Quién lo posee aún?

Hija, dejemos a estos infelices librados a su triste suerte, a la que intentamos arrebatares con el Amor. Solo el Amor puede lo que ninguna otra cosa puede. Más, aún que sea “potente”, a menudo queda impotente porque choca contra una soberbia que permanece impertérrita ante todos los ataques del Bien. 

Se creen dioses porque tienen en los labios el agresivo fruto del saber humano. Adán que se perdió por querer conocer, por querer conocer para convertirse en “dios” (Gn 3, 1-7), no muere. Sus tendencias renacen en cada uno de los hombres.

Ven. Que a los Hijos de la Luz, a los Hijos de Dios, sea dado el pan y el fruto de la Verdad y la Sabiduría, que no se refieren solo a lo que es inherente a Dios, sino también a todo lo que existe en el Universo, puesto que todo vino de Dios.

Aspira al Cielo. Aquí ya no habrá disonancias entre ti y los que estén a tu lado. Aquí, ya no habrá contrastes entre tu desear y tu tener. Aquí descansarás feliz y regocijada. Aquí me tendrás… Si el tenerme en medio de las constricciones de tu condición de ser viviente en la Tierra te proporciona el gozo que te exalta, considera qué significará tenerme ya sin más límites.

La vida pasa. El Cielo llega. El dolor muere. La bienaventuranza permanece. Los que me amaron y me sirvieron serán las estrellas eternas cuando todos los astros hayan muerto en el final de la Creación. Serán mis estrellas…”.




jueves, 12 de julio de 2018

II/II DIOS NO AMA A LOS PEREZOSOS E INTENTA SALVAR A LAS ALMAS POR TODOS LOS MEDIOS, RESPETANDO SU LIBRE ALBEDRÍO

DIOS INTENTA POR TODOS LOS MEDIOS ATRAER HACIA SÍ
A LOS HOMBRES DE TODA CONDICIÓN
.


Esta es la lectura del Profeta Oseas de la misa del 12/97/2.018, palabras que confirman los escritos de los cuadernos de María Valtorta, que reproducimos, en donde se muestra el amor de Dios a su pueblo, y como está pendiente de los creyentes, llamándolos con gran ternura y clamando contra los pecadores que se han olvidado de sus dones materiales y espirituales, hasta el punto de olvidase de agradecerlo.
Es lo que pasó con el milagro de la multiplicación de los panes y los peces que saciaron a más de 5.000 hombres, Jesús se retiró solo al monte para darle gracias a su Padre, ya que  el pueblo se olvidó de hacerlo.


Oseas 11, 1-4.

Así habla el Señor: 
Cuando Israel era niño, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo. Pero cuanto más los llamaba, más se alejaban de mí; ofrecían sacrificios a los Baales y quemaban incienso a los ídolos. 
¡Y yo había enseñado a caminar a Efraím, lo tomaba por los brazos! Pero ellos no reconocieron que yo los cuidaba. 
Yo los atraía con lazos humanos, con ataduras de amor; era para ellos como los que alzan a una criatura contra sus mejillas, me inclinaba hacia él y le daba de comer. 
Mi corazón se subleva contra mí y se enciende toda mi ternura: no daré libre curso al ardor de mi ira, no destruiré otra vez a Efraím. Porque yo soy Dios, no un hombre: soy el Santo en medio de ti, y no vendré con furor. 





DE LOS CUADERNOS DE MARÍA VALTORTA
(16-9- 1.943)


Dice Jesús:
[...] Vuestro Dios obrará todos los prodigios para atraer a Sí el mayor número de vivientes, porque soy Dios de Misericordia, de Perdón y de un amor tan infinito que por mucho que pudierais estudiar y penetrar su medida, no lo lograréis. Lo que creéis que sea la infinidad de mi Amor por vosotros, es como una pequeña piedrecita del arenal de un río respeto a una entera cadena montañosa, cuyas bases dividen los continentes  y cuyas cimas se ciñen entre las nubes.
¿Pero crees que tantos prodigios de Amor y tantas luces de Espíritu convertirán a los hombres a su Dios Eterno? Desengáñate. Si Yo tuviese los cuidados que tendré con vosotros para las necesidades de vuestro cuerpo -solo estas - hacia pobres animales faltos de razón, esos animales, con sus lenguajes informes, me alabarían del alba al anochecer, y si supieran donde encontrarme partirían de todas las partes del globo para venir a dar las gracias a su benéfico Tutor. Pero los hombres no.
Están prácticamente en su totalidad absolutamente sordos a las voces y a los dones espirituales, y casi del todo sordos a los dones corporales, en lugar de reconocer mi Bondad y de amarme por gratitud, aprovecharán el bienestar que les daré para descender cada vez más en el abismo que les gusta, donde se revuelcan como bestias inmundas en un pantano, y les espera lo que seduce a los 9 décimos de la humanidad: codicia, lujuria, fraudes, violencia, robo. herejía, supersticiones y otras corrupciones del sentido y de la mente, tan horribles que a los honestos les parece imposible que puedan ser verdaderas, pero verdaderas son y hacen enrojecer a los Cielos y soliviantar con indignación a nuestra Divinidad... 


De los cuadernos del 18 - 10 - 1.943
(Continuación del mensaje anterior I/II)

Aquí Jesús explica que los que han llevado toda una vida de resignación, ofrecida a Cristo, son como Mártires ya que muchas veces el llevar una vida de abnegación, es aún más difícil que el martirio, porque es mucho más prolongada. 
En el Cielo veremos la cantidad innumerable de mártires que han venido de la gran tribulación, con palmas de triunfo en las manos, como lo vio Juan en el Apocalipsis, por haber sido explotados, esclavizados, maltratados y menospreciados por los poderosos. 
Son gente que ha soportado con gran resignación y paciencia y que han sabido cumplir las palabras de Jesús al pie de la letra: 

"El que quiera venir en pos de Mí y ser mi seguidor, tiene renunciar a si mismo, aceptar la cruz y seguirme" (Mat 16, 24).

                                                           
[...] ¡Si supierais que enorme gracia supone cada venida de Dios-Amor! Si lo comprendierais diríais a cada momento: "¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven a guiar mi alma! Se mi Rey y Maestro" Si lo supierais, señalaríais cada encuentro, cada venida entre los días más dichosos de vuestra vida de hombres. Y en verdad ningún acontecimiento es tan dichoso como el que Yo entre con mi amor en vuestro corazón para salvaros y conduciros, más allá de la vida, a la Vida verdadera, eterna y bienaventurada.

Cuando por vuestra negligencia habéis dejado pasar de largo a vuestro Maestro, afligido por vuestra indolencia espiritual; cuando el remordimiento, grito de vuestra conciencia, que nunca calla completamente, ni siquiera en los más depravados, despierta vuestra alma que habéis aturdido en la tibieza y en la materialidad, sed diligentes en la reparación. Buscad inmediatamente a Dios.

Pensad que sin Dios se vaga por caminos de muerte hasta perecer para siempre. Pensad también que Dios es piadoso y tiene entrañas de caridad con vosotros. Él escucha inmediatamente vuestro grito que lo llama y, aunque si para vuestro castigo está escondido durante algún tiempo, no está lejos. Vosotros no lo veis, pero Él está cerca de vosotros con su corazón de Padre que perdona al hijo desviado y anhela estrecharlo contra su corazón.
Buscad inmediatamente a Dios. Rebasad las guardias  de ronda: las insidias que el enemigo emplaza a lo largo del camino para impedir que un alma se le escape para refugiarse en Dios, No os importe que Satanás, envidioso y cruel, os despoje por venganza.

Me permito aquí hacer una aclaración a estas palabras de Jesús, ya que mucha gente dirá: ¿Como es que Dios permite al Demonio que ejerza su venganza? la respuesta la da San Juan de la Cruz cuando dice que Dios permite al Demonio atacar incluso físicamente a los Santos, como le ha ocurrido a San Pablo, a él mismo, a Santa Teresa y al Santo Cura de Ars. Es por razones de Justicia que Dios permite de una manera igualitaria: la lucha entre el Bien que es Dios, y el mal que es Satanás, tiene que ser neutral, si Dios visita el alma con esa dulzura sublime, tiene que permitir al demonio que ataque a esas mismas almas con crueldad y odio.

Es mejor para vosotros entrar desnudos de humanidad en la vida eterna, ricos tan solo de riquezas espirituales que acompañados a los umbrales de Dios por afectos, honores, alegrías terrenas, para ser arrojados fuera porque ya lo habéis tenido todo y no merecéis más, habiendo preferido tener este todo, que cae y os arrastra al caer, perdiendo lo único que es necesario tener: la moneda para entrar en la Vida Eterna, acumulada con fatigas, esfuerzos, paciencia espiritual, brotes santos que van granando poco a poco obedeciendo mi Ley por amor, perlas místicas  adquiridas con dolor sufrido por amor, rubíes eternos creados por vuestro deseo de ser mis hijos, contra las voces de la naturaleza carnal, contra los escarnios y las venganzas del mundo, contra las seducciones y las iras de Satanás, soportadas venciéndose a si mismos y a los enemigos vuestros, sean hombres o demonios, queridas triturando la carne con tal de hacer triunfar el espíritu que quiere seguir la voluntad de Dios, queridas hasta hacer sudar sangre viva como Yo ante la mayor de las tentaciones, el mayor de los temores, la mayor Voluntad divina que hombre alguno haya podido sufrir.   

¡Si supierais que es vuestro "no" dicho a las fuerzas de la carne, de los afectos, de las riquezas, de los honores, para ser fieles a Quien os ama! ¡Si supierais lo que significa estar preparados para dejarse despojar aún de las cosas queridas con tal de ser totalmente de Dios!"                     

Ciertas privaciones sufridas con resignación si bien no son júbilo porque aún puede uno regocijarse con la salud inmolada según los fines de Dios, pero no puede hacerse ante una tumba que se cierra sobre un padre, una madre, un esposo, un hijo, un hermano - También Yo he sido Hombre entre los hombres, y recuerdo lo que es no volver a oír una voz querida, la casa animada por un pariente y vacía de su presencia la morada de un amigo - Ciertas privaciones sufridas con resignación, tienen el valor de un martirio, María recuérdalo -. Lo tiene como lo tiene la vida ofrecida por el adviento de mi Reino en los corazones. las fiebres, las enfermedades padecidas para que caigan las fiebres de las almas y las enfermedades de los espíritus.

El uno y el otro martirio tendrán el premio del martirio: la estola escarlata de los que vinieron a Mí a través de una gran tribulación, cortejo de fuego que seguirá al cordero junto al cándido cortejo de las vírgenes, el segundo a mi derecha, el primero a mi izquierda, porque estos héroes del espíritu son verdaderamente los hijos de mi Corazón desgarrado por un martirio de Amor, así como los primeros son los nacidos de María que más se parecen a la Madre y al Hijo de la Madre, son los que vinieron con aspecto de hombres y sentimientos de ángeles: más allá de la carne y la sangre.

Buscad al Señor con todos vuestros medios, con santa audacia. Buscadlo para reparar la desidia anterior. Y una vez que lo hayáis encontrado no volváis a separaros de Él.

En Él está el Bien que no muere. En Él está la Vida y la Verdad. Si permanecéis en él no pereceréis. Si vivís en él no moriréis, no os equivocaréis. Como la barca que entra segura en el Puerto porque su piloto la ha sabido conducir, vosotros, guiados por Cristo, entraréis en el Reino de la Paz. Os lo digo, Yo que no miento.
No os resignéis nunca, hijos que amo. Sed fieles a Mí y Yo os daré la Gloria.







miércoles, 11 de julio de 2018

I/II DIOS NO AMA A LOS PEREZOSOS, NI A QUIEN PREFIERE SUS COMODIDADES AL BUEN SEÑOR. CASTIGA A LOS QUE SE VUELVEN TIBIOS, SE RETIRA.


San Pablo el infatigable Apóstol, predicando a los atenienses



Dice San Juan de la Cruz, que el Amor tiene el increíble poder de transformar el alma, en lo que contempla, y se hace semejante a ello, por eso dice el Apóstol San Juan que seremos semejantes a Dios, porque lo veremos tal cual es.

El Amor es pues una fuerza que proviene de Dios Todopoderoso, que tiene la facultad de transformar un elemento finito y limitado en un ser infinito y sublime. el Amor es también, como lo dice San Pablo, la principal calidad que puede tener un alma, porque es la fuente de todas las virtudes, y nos hace hijos de Dios por participación. 

La palabra "Dilexit" Amó, es la palabra que es común a todos los moradores del Cielo: Amó la Madre de Dios, amaron los Ángeles del Cielo, amaron los Patriarcas, amaron los Profetas, amaron los Apóstoles, amaron los Mártires, amaron los Confesores, amaron los Doctores de la Iglesia, amaron todos los Santos de Dios.

El Amor es el arma más poderosa de Dios, es la que sustenta la Santísima Trinidad, el Universo visible e invisible hecho a imagen y semejanza suya, es el motor que mueve y sustenta el Universo, es la fuente de todos los bienes, de la misma manera que el odio es la fuente de todos los males. 



DE LOS CUADERNOS DE Mª VALTORTA
(18-10-1.943)


Dice Jesús:

"El secreto del alma que no quiere perder a su Amor, Dios, debe ser - ya te hablé de ello - permanecer siempre unida a Él con las potencias del alma.
Hagáis lo que hagáis, tened el espíritu siempre firme en Mí. De este modo santificaréis siempre todas vuestras acciones haciéndolas agradables a Dios y sobrenaturalmente útiles a vosotros. Para quien sabe permanecer en Dios, todo es oración, porque la unión no es otra cosa que amor, y porque el amor transforma en adoraciones gratas al Señor, hasta las acciones más humildes de la vida humana.

En verdad te digo que, entre el que está muchas horas en la Iglesia, repitiendo palabras con el alma ausente, y quien está en su casa, en la oficina, en su negocio, en su ocupación, amándome a Mí, y al prójimo por Mí, permaneciendo unido a Mí, quien reza es el segundo y es a él a quien bendigo, mientras que el primero solo está cumpliendo un precepto hipócrita que yo condeno y desecho.

Cuando el alma ha sabido alcanzar esta amorosa ciencia de saber permanecer con sus potencias firmes en Mí, produce actos continuos de amor. Me ama hasta en el sueño material, porque la carne se adormece y se despierta con mi Nombre y pensando en Mí y mientras el cuerpo descansa, el alma continúa amando.

¡Oh!, santos desposorios del alma con su Dios. Vínculo espiritual que no ve el ojo humano pero que, su pudiese verlo, vería un círculo de fuego que rodea a Dios y a la criatura, y aumentando el gozo de Dios, aumenta la gloria de la criatura, círculo grande que en el Cielo será aureola sobre la frente glorificada.
El alma, encerrada como está en la carne, padece a veces , de rebote, las cansancios de la carne. las tentaciones de Satanás, faltas más o menos graves - no hablo del pecado mortal, que separa violentamente el alma de su Dios, sino que hablo de las faltas más leves, las cuales, en cuanto leves, tienen como consecuencia una prostración del espíritu - desilusiones, dolores, acontecimientos de la vida que provocan con las otras causas, en los menos formados en la vida del espíritu, cansancios del alma.

Pero tenéis que reaccionar ante estos. Son como los languideceres físicos que preceden el agotamiento de la carne. ¡Ay si no se combaten desde el inicio! pero tres veces peor si no se combaten los languideceres espirituales que llevan al sopor espiritual y, lentamente a la muerte del alma.

Dios no ama a los perezosos, no ama a quien prefiere sus comodidades al buen Señor. Dios castiga a los que se vuelven tibios. Se retira.

Vuestro buen Dios os llama para despertaros, os ruega que le acojáis, se os muestra triste por haberos cerrado, y os pide el corazón para alojarse en él. ¿Es que no sabéis que el tabernáculo más hermoso para vuestro Señor es vuestro corazón? El buen Dios lo intenta todo para sacaros del sueño y de la pereza espirituales. A veces incluso trata de forzar las místicas rejas del corazón e intenta entrar. Después se retira porque solo en escasas ocasiones recurre a la violencia. siempre os deja libres, aunque al dejaros tales sea dolor para Él, porque ve que hacéis mal uso de la libertad.

Casi siempre, el alma advierte la venida de su Dios, que intenta entrar y, dado que el alma recuerda que ha sido creada por Dios, se siente estremecer de dulzura.
Vosotros oprimís el alma, no la seguís en sus deseos, pero ella se resiste a morir en vosotros. es la última que muere, muere después de que ha muerto la mente y ha muerto el corazón por la soberbia y la lujuria; muere solo cuando vosotros la matáis quitándole la Luz, el Amor, la Vida, es decir a Dios, pero hasta que no esté muerta, se estremece de alegría y late de amor cuando Dios se le acerca. ¡Ay de quienes no quieren segundar estos movimientos del alma! se parecen a los enfermos que, con continuas imprudencias y desobediencias al médico, agravan cada vez más la enfermedad hasta volverla mortal.
Cuando vuestra alma se deshace de dulzura porque siente a Dios tras las rejas, seguid el movimiento del alma, dejad toda atención a la carne, poned de rodillas vuestra carne soberbia, reconoced los derechos de la reina encerrada en vosotros. de la reina que quiere seguir a su Rey, y adorar su benevolencia ya que ha venido a vosotros para amar a vuestra alma que teníais apartada, que ha venido para amaros, para daros la garantía de salvación también para vuestra carne que tanto os importa pero por la que no sabéis hacer nada provechoso.

Dios quiere que en la resurrección final, también vuestras carnes resplandezcan de Luz y de belleza sobrenatural y eterna. Resplandezcan por las obras santas cumplidas en la vida terrena, por las obras cumplidas siguiendo los impulsos del alma movida por Dios.


Continuará...............


lunes, 9 de julio de 2018

ESTE MUNDO EN DONDE ESTÁN MEZCLADOS EL MAL Y EL BIEN, SE HA CREADO POR DIOS PARA SEPARAR ESOS DOS COMPONENTES,





Solo el pecado mortal, cuya denominación se ha cambiado hoy día por "pecado grave", para querer aparecer como muy tolerantes, borra el nombre del que lo comete del libro de la Vida. Es la peor desgracia que le puede sobrevenir a un ser humano, ya que estar fuera de Dios, es vivir en las tinieblas eternas, siendo esclavo de Satanás, al recibir la maldición de Dios Todopoderoso.

Blanca de Castilla, madre de San Luis Rey de Francia, le decía: "Prefiero verte muerto, antes que verte cometer un pecado mortal".
El santo Cura de Ars, como lo relata monseñor Trochú en el libro sobre su vida, hablaba a menudo en sus predicaciones del Infierno, cuando hoy día la gran mayoría de los predicadores lo ignoran, o si no lo niegan porque saben que es un dogma, dicen que ¡está vacío, por la gran misericordia de Dios! El Santo Cura de Ars, en sus prédicas dejaba a la asamblea espantada, cuando hablaba del Infierno clamando a lágrima viva: "¡ser malditos de Dios por toda la eternidad! ¡ser malditos de Dios! ¡qué horror!".

Y ese es el gran drama actual que no han sabido, ni querido evitar muchos miembros de la Iglesia que siempre han querido adaptarse a la mentalidad de la sociedad, cuando es la sociedad que tiene que adaptarse a la Iglesia. Así, como lo relata Daniel Rops en su extensa obra titulada "Histoire de l´Eglise", en la Edad Media los que querían quemar vivos a los herejes, eran los ciudadanos, que quemaban las barbas de los condenados por la Inquisición, cuando iban en procesión por las calles con los sambenitos.  

Naturalmente, la Sociedad actual que pone en plan de igualdad al pecado y a la virtud, o incluso, coloca por delante al pecado como es el caso de la homosexualidad o la transexualidad, ahora pinta a la Iglesia como la gran culpable de las barbaries de esa Inquisición. Pero esos "maestros" de la Iglesia no escarmientan, como esta sociedad no puede comprender el Infierno, dicen que no existe o que está vacío, como me dijo el Señor arzobispo, ya que según él un Padre no puede mandar a un hijo suyo al Infierno, ignorando lo más elemental de la doctrina cristiana, que la filiación divina se adquiere en este mundo volviendo a renacer, y matando y enterrando el hombre viejo, como así lo dijo Jesús a Nicodemo.

El pecado gravísimo de los predicadores que niegan el Infierno o que dicen que está vacío, es que nunca se pueden preocupar y sufrir amargamente por ver a sus prójimos hundidos en el pecado y el vicio, y pensar que pueden condenarse y para intentar evitarlo, luchar con la oración, el sacrificio y sobre todo con el ejemplo para salvarlos de tan espantoso destino. 

Además, lo más grave es que hacen completamente inútil el Sacrificio Redentor de Jesús, ya que si todos somos hijos de Dios por haber sido creados por Él, la terrible Pasión de Jesús y la de tantos mártires que murieron para salvar su fe al no querer renegar de ella, ha sido completamente inútil. 





domingo, 8 de julio de 2018



JESÚS EL CENTRO DE LA HUMANIDAD EN LAS BODAS DE CANÁ



En el Evangelio de las bodas de Caná, está espiritualmente concentrado todo lo referente al Matrimonio Católico, que ha pasado de ser un simple contrato en la antigua Ley de Moisés, a un Sacramento, instituido por Jesús para tratar en plan de igualdad a la mujer con el hombre.

Este grandísimo Sacramento, que San Pablo dice que es la imagen perfecta de la Unión mística que existe entre Dios y su santa Iglesia, que es el amor que une a ambos, tiene como todos los otros Sacramentos sus derechos y sus obligaciones, son el medio que Jesús ha traído al mundo, y que ha puesto para facilitar la Salvación del Género humano, dándole la Vida espiritual con el bautismo, manteniendolo con la Sagrada Eucaristía, sanándolo de sus enfermedades del alma que son sus pecados con el Sacramento de la reconciliación, y preparándolo con el viático de la Extrema Unción, para su encuentro con Dios en el Juicio al final de su vida en esta Tierra.  



Evangelio de San Juan 2,1-11.

Tres días después se celebraron unas bodas en Caná de Galilea, y la Madre de Jesús estaba allí. Jesús también fue invitado con sus discípulos. Y como faltaba vino, la madre de Jesús le dijo: "No tienen vino". Jesús le respondió: "Mujer, ¿qué tenemos que ver nosotros? Mi hora no ha llegado todavía".

Jesús como Dios, y María como Madre de la Humanidad, están presentes en todas las bodas que se celebran en el mundo. Todos sabemos que el Amor humano es un estado, creado por Dios, que permite a la pareja, en un primer momento, verse virtualmente perfectos, y gozar de una enorme felicidad, este estado es parecido al de una persona embriagada, que bajo los efectos del alcohol, ve la "Vie en rose", como dice la célebre canción francesa.

Pero al cabo de un cierto tiempo, es lo que pasó en las bodas de Caná, es decir cuando falta el vino, desaparecen los efectos del alcohol, y cesa la euforia, se acaba la fiesta. Las palabras de Jesús a su madre, "Mujer , ¿qué hay ya entre tú y Yo, mi hora no ha llagado todavía", quieren decir: Aún no he establecido el Matrimonio como un Sacramento: es aún un simple contrato entre un hombre y una mujer.

Pero su madre dijo a los sirvientes: "Hagan todo lo que él les diga".

Cuando María está invitada a la boda, es decir, cuando está presente en las familias cristianas, ella que es medianera de todas las gracias, interviene para remediar la situación:

Había allí seis tinajas de piedra destinadas a los ritos de purificación de los judíos, que contenían unos cien litros cada una. 
Jesús dijo a los sirvientes: "Llenen de agua estas tinajas". Y las llenaron hasta el borde. "Saquen ahora, agregó Jesús, y lleven al encargado del banquete". Así lo hicieron. 

Entonces Jesús, llena las 3 potencias del alma de cada esposo, Que son la memoria, el entendimiento y la voluntad que dice San Juan de la Cruz, es decir las 6 tinajas de piedra del agua de su divina Gracia, la cual las transforma en vino, para alegrar y embriagar al matrimonio.

El encargado probó el agua cambiada en vino y como ignoraba su origen, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo y le dijo: "Siempre se sirve primero el buen vino y cuando todos han bebido bien, se trae el de inferior calidad. Tú, en cambio, has guardado el buen vino hasta este momento".

Y ese vino que llenó las potencias del alma de los esposos es más bueno que el vino primero, es decir que hay matrimonios que cumplen con los mandamientos de Dios y los de su conciencia, y que alcanzan por eso, una felicidad mayor que en los primeros tiempos. 

Este fue el primero de los signos de Jesús, y lo hizo en Caná de Galilea. Así manifestó su gloria, y sus discípulos creyeron en él.





Del poema del Hombre-Dios de Mª Valtorta

Dice Jesús:

[...] Acto serio y santo son las nupcias.  Y para mostrar esto estuve en una boda, y allí realicé el primer milagro. Pero ¡Ay si degeneran en libídine y capricho! El matrimonio, contrato natural entre el hombre y la mujer, que se eleve de ahora en adelante en contrato espiritual por el cual, las almas de dos que se amen juren servir al Señor en un amor recíproco ofrecido a Él, en obediencia a su imperativo de procreación, para dar hijos al Señor.
El enemigo de Dios que sabe la importancia de este Sacramento, ataca con todas sus fuerzas a los esposos, para que cuando falte el vino del enamoramiento, la unión pierda fuerza y desaparezca, lo que es tarea fácil para la mentalidad hedonista que impera en todos los estratos de la sociedad actual. los esposos privados de la Gracia de Dios son para él presa fácil, se acabó el vino y no está allí ni María ni Jesús para realizar el milagro de la transformación del agua en vino.

Es por eso que  vemos cada vez más abortos y separaciones matrimoniales, actos que son pecados muy graves, porque son actos de cobardía que siempre van dirigidos en contra de los más débiles que son las pareja más pobres y los niños indefensos que son abortados.