MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

miércoles, 24 de diciembre de 2014

EL NACIMIENTO DEL HIJO DE DIOS



DIOS NACE ESCONDIDO EN UN ESTABLO PARA
 LOS POBRES Y HUMILDES CORAZÓN




            Este es el más grande de los milagros de Dios: es realizar una cosa inconcebible para la mente humana: Dios que es infinito en todos los atributos: Grandeza, Poderío; Inteligencia; que llena todo el Universo visible e invisible, se encarna en una Virgen Inmaculada, en un recién nacido encerrando en Él toda su naturaleza divina.



         Y me pregunto, ¿Como una grandeza tan sublime se puede rebajar en una criatura tan pequeña e indefensa?



          ¿Como un Ser así, se encarnó con el único fin de sacar a los hombres de la esclavitud del pecado, para hacerlos más felices ya en esta Tierra, y herederos de su Santo y Eterno Reino en el Cielo?

           Por todas esas razones, el día de la Navidad es un acontecimiento que nos tiene que llenar de felicidad, de Paz y gran alegría. 

         ¡Qué diferencia entre el ateo que piensa que la vida solo dura dos días, y que hay que vivir para disfrutarlos, y el verdadero hijo de Dios, que sabe que la muerte es renacer a la Vida, como el que se despierta de un sueño, y que luego vivirá en un Mundo nuevo, eterno, donde ya no existen las envidias, las enfermedades, la vejez, el miedo y la incertidumbre de toda una serie de peligros de los tres enemigos del alma, que ya estarán vencidos para siempre!




          

No hay comentarios:

Publicar un comentario