MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

miércoles, 13 de abril de 2016

LAS ALMAS QUE SIGUEN LAS ENSEÑANZAS DE SU CONCIENCIA, COMO EL EMPERADOR ROMANO MARCO AURELIO, SABEN AGRADECER EL DON DE LA VIDA


CUANDO TE LEVANTAS POR LA MAÑANA, ACUÉRDATE 
HASTA QUE PUNTO, ES UN PRIVILEGIO IMPORTANTE
EL ESTAR VIVO, EL RESPIRAR, EL PENSAR,
 SABOREAR, Y AMAR.
(MARCO AURELIO)

Impresionantes declaraciones de Jesús, que critica abiertamente algunos religiosos, que Jesús llama "eunucos espirituales", que por cobardía, no quieren enfrentarse a los poderes políticos que atacan directamente a la Iglesia Católica, que predica las verdades reveladas por las enseñanzas del Evangelio, y por el ejemplo de la vida de Jesús, que no tuvo reparo en criticar abiertamente la mentalidad de los Fariseos, los Escribas y los Sacerdotes del Templo de Jerusalén, que predicaban una Doctrina adulterada, para su provecho, y que desconocían la caridad hacia el prójimo.

Eso es lo que está ocurriendo hoy día, con muchos creyentes progresistas, que como esos Fariseos, quieren interpretar al pie de la letra las Escrituras, a la manera de la mentalidad Protestante, y no tienen reparo alguno en enfrentarse abiertamente al Papa Francisco, para defender sus ideas, que están impregnadas de una falta absoluta de caridad cristiana, que les impide comprender, que la Ley está hecha en este mundo, no para condenar a las almas, pero antes de todo para convertirlas y perdonarles, y socorrerlas en sus sufrimientos y desgracias.

Extraordinario milagro de Jesús, que endereza a un niño completamente deformado, en forma de S, que se llama Masala, y al que le dice: "Enderézate y sigue los caminos del Señor", palabras que se aplican no solo a ese niño, pero que parecen estar dirigidas también a ese tipo de creyentes, que tienen el espíritu distorsionado por la falta absoluta de Caridad cristiana hacia su prójimo.




DEL POEMA DEL HOMBRE-DIOS DE Mª VALTORTA

211. Regreso a Hebrón, patria del Bautista
(7-7- 1.945)


Dice Jesús:

 [...] ¡No, no es lícito! Ninguna moneda puede comprar la conciencia, y menos aún la de los sacerdotes y los maestros. No es lícito encontrarse sumiso ante las cosas fuertes de la Tierra cuando quieren conducirnos a obrar en contra de lo que Dios ha establecido: esto no es sino impotencia espiritual, y está escrito: "El eunuco no entrará en la asamblea del Señor"Si, pues, no puede ser del Pueblo de Dios el impotente por naturaleza, ¿podrá ser su ministro el impotente de espíritu? En verdad os digo que muchos sacerdotes y maestros, habiendo perdido su virilidad espiritual, han venido a ser, culpablemente, eunucos espirituales. Muchos. ¡Demasiados!

    Meditad, observad, comparad, y os daréis cuenta que tenemos muchos ídolos y pocos ministros del Bien, que es Dios. Ahora se ve porque las ciudades-refugios no son ya tales. Ya no se respeta nada en Israel. Los santos mueren por el odio hacia ellos de los no santos.
    [...] ¡Venid!, es el Amor que pasa, quien quiera puede seguirle, porque para ser acogido por Él se requiere solamente buena voluntad".
     Jesús ha terminado en medio de un silencio atónito. Parece que muchos han sopesado las palabras que han escuchado, prueban su sabor; las degustan, las confrontan.

        Mientras esto sucede y Jesús, cansado y sudoroso, se sienta a hablar con Juan y Judas, he aquí que se alza un clamor al otro lado del muro: gritos confusos, luego más claros: "¿Está aquí el Mesías? ¿Está?". La respuesta es afirmativa. Entonces pasan adelante a un hombre contrahecho, que de tan torcido como está parece una "S".

        "¡Es Masala !".
       "¡Demasiado contrahecho! ¿Qué puede esperar?".
       "¡Ahí está su madre! ¡Pobrecilla!"
       "Maestro, su marido la rechaza por ese aborto de hombre de su hijo, así que vive aquí de la caridad pero ahora es ya anciana y le queda poca vida...".
         El aborto de hombre - realmente es así - está ante Jesús. No puede ni siquiera ver su rostro de lo encorvado y torcido que está. Parece una caricatura de hombre-chimpancé o de un camello humanizado.
        La madre anciana y mísera, ni siquiera habla, solo gime: "Señor... creo...".
         
         Jesús pone sus manos sobre los hombros sesgados del hombre, que apenas si le llega a la cintura; alza su rostro hacia el Cielo y dice con voz potente: "Enderézate y sigue los caminos del Señor". El hombre experimenta un brusco movimiento y, como impulsado por un resorte, queda derecho como el más recto de los hombres. El movimiento ha sido tan repentino, que parece como si se hubieran roto unos resortes que le hubieran contenido en esa posición anómala. Ahora le llega a Jesús a los hombros; le mira y cae de rodillas, con su madre, ante su Salvador, y ambos le besan los pies.

        Es indescriptible la reacción de la muchedumbre... A pesar de todas las resistencias, Jesús se ve obligado a permanecer en Hebrón, porque la gente está dispuesta a formar barreras en las salidas para impedirle marcharse.

          Así... entra en la casa del anciano arquisinagogo, que tan cambiado está respecto al año pasado...     



      

No hay comentarios:

Publicar un comentario