MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

sábado, 1 de abril de 2017

LAS TRES VIRTUDES TEOLOGALES, FE, ESPERANZA Y CARIDAD SIMBOLIZAN A LA SANTÍSIMA TRINIDAD: PADRE, HIJO Y ESPÍRITU SANTO

Para entrar en el Cielo, tenemos que ser como niños,
dejándonos llevar por el Cordero de Dios y dejándose
  
guiar por la Fe, la Esperanza y la Caridad



Dice Jesús que el que no acoge la Palabra de Dios como un niño, no entrará en el reino de los Cielos, esa imagen antigua simboliza al alma, en una humilde carreta, llevada por el Cordero de Dios, y acompañado por las tres Virtudes Teologales, que son la Fe, que es un don de Dios Padre (Nadie viene a mí, dice Jesús, si mi Padre no lo llama); la Esperanza, otorgada por Jesús, que es el que nos promete el Espíritu Santo (Es conveniente que yo me vaya, y que esté glorificado en la Cruz, para mandaros el Espíritu de la Verdad); y la Virtud de la Caridad, que es el Espíritu Santo, que nos llevará a la meta, que es el descanso de Dios.




No hay comentarios:

Publicar un comentario