MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

sábado, 9 de diciembre de 2017

HOMENAJE A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, TOMADA DEL CANTAR DE LOS CANTARES





Cuando el alma ha puesto en práctica la Palabra de Dios, tiene tal sentimiento
de amor, que dedica su vida entera a buscarlo, para unirse con Él,
y le pide a la Virgen María, que está siempre con Dios,
que le enseñe el camino.





DEL CANTAR DE LOS CANTARES DE LA BIBLIA (6, 1-9)



Coro
¿Adonde fue tu Amado, oh, tú, la más hermosa de las mujeres? ¿Qué dirección ha tomado tu amado, para ir contigo en busca de Él?
El coro simboliza a los verdaderos creyentes, que preguntan a su Madre la Santísima Virgen María, que espiritualmente hablando, es la más hermosa de todas las mujeres, son los creyentes que han alcanzado la Sabiduría por haber seguido el ejemplo y las enseñanzas del Hijo de Dios, y le piden a María ir con ella para encontrarlo, ya que está siempre al lado de su Hijo, y la mejor manera de encontrarlo es ir con ella a buscarlo.

La Esposa
Bajó mi Amado a su jardín, a los macizos de las balsameras, para apacentar su rebaño en los vergeles y coger azucenas.
Yo soy para mi amado y mi Amado para mí, el que pastorea entre azucenas.
María dice que Jesús es el divino Pastor, y su Jardín es el vergel de la Tierra creado por Él, donde los hombres se apacientan con su Palabra, su Cuerpo y su Sangre, que es la Sagrada Eucaristía, son los macizos de las balsameras y las azucenas son las almas santas, que el Señor recoge para adornar su santo Reino.
María y las almas santas pertenecen al Amado, y el Amado les pertenece a ellas, es la fusión del divino Amor de Dios con todos sus hijos.

El Esposo
Eres, Amada mía, hermosa como Tirsa, encantadora como Jerusalén, terrible como escuadrón ordenado en batalla.
Esta hermosura, como lo explica el divino Esposo de las almas, solo se puede aplicar a la Inmaculada Virgen María, ya que todas las almas tienen la huella del pecado original, esta perfección de María, la hace ser fuerte y terrible como un escuadrón ordenado en batalla contra el cruel enemigo Satanás.
Aparta de Mí tus ojos, que me fascina. Es tu cabellera rebañito de cabras que ondulan por las pendientes de Galaad. [...]
Pero es única mi Paloma, mi Inmaculada; es la única hija de su madre, la predilecta de quien la engendró.
Viéronla las doncellas y la aclamaron, y las reinas y concubinas la loaron.
La Inmaculada Virgen María, a pesar de nacer de unos seres humanos, fue preservada del pecado Original, por eso, sus ojos que son su Fe, y su cabellera que son sus pensamientos y sus ideas son hermosas porque no tienen ninguna fealdad de pecado, están comparadas a un rebañito que ondulan, graciosamente, por las pendientes del mundo, simbolizado por la región de Galaad.
Por eso es única, es la Inmaculada y la predilecta de quien la engendró que es el Espíritu Santo, simbolizado por la paloma.
La Virgen María está aclamada por las doncellas, que son las almas que buscan a Dios, y está loada por las reinas que simbolizan a las almas santas y las que tienen unión mística con Dios que son metáforicamente hablando,  las concubinas.