MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

lunes, 2 de febrero de 2015

LA ORACIÓN DEL PADRE NUESTRO ES UNA ORACIÓN A LA SANTÍSIMA TRINIDAD




JESÚS ENSEÑA LA ORACIÓN DEL PADRENUESTRO


A Dios Padre

1º/ Padre Nuestro que estás en los Cielos,
2º/ Santificado sea tu Nombre,
3º/ Venga a nosotros tu Reino,
4º/ Hágase tu Voluntad así en la Tierra como en el Cielo.

A Dios Hijo

5º/ Danos hoy nuestro Pan de cada día,
6º/Y perdona nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores.

A Dios Espíritu Santo

7º/ Y no nos dejes caer en la tentación, más líbranos del Maligno

Amén


**************************************************************************


        ¡Oh!, Sublime Hijo de Dios, gracias a Ti, he comprendido por fin como hay que pedirte en nuestras necesidades. Teniendo en cuenta que el 90% de la gente cuando reza es para pedirte algo, yo procuraré no pedirte nada material para mí.

      Te pediré para que tu Santo Reino advenga, como me lo has enseñado en el Padre Nuestro, y el pan nuestro de cada día, será el Pan que necesita mi alma, cuyo alimento es tu Divino Cuerpo y tu Sangre Santísima.

     He leído en alguna parte que una mujer decía que no tenía ningún reparo en rezar el rosario en donde se encontraba: en medio de la gente, en el autobús, en una sala de espera del médico. ¡Cuantas personas no lo hacen porque se avergüenzan de Dios, olvidando las Palabras de Jesús: El que se avergüence de Mí, Yo me avergonzaré de él en el día del Juicio!

       Decía esta persona que desde que rezaba así el Santo Rosario, nunca le faltó de nada, porque Dios le premió su valentía, y aconsejaba a la gente a hacer lo mismo que ella, ¡Que enseñanza tan sublime!

     Si rezamos para que se cumpla el Reino de Dios y nos dé su Cuerpo y su Sangre, el Señor nos dará además nuestras necesidades materiales con mayor seguridad, ya que El dijo: "Buscad primero el Reino de Dios, y todo lo demás se os dará por añadidura".

   También dijo: "No os preocupéis por lo que vestiréis, lo que comeréis, esto son preocupaciones de paganos". Será una oración sublime porque solo buscaré el Reino de Dios, en nosotros y en nuestros hermanos, y es el modo más inteligente de pedir, ya que cumplimos con la voluntad de Dios.



1 comentario: