MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

miércoles, 30 de septiembre de 2015

EL ABANDONO EN MANOS DE LA PROVIDENCIA

Este hermoso pájaro tiene una magnífica librea
y comida en abundancia


         Estas palabras del Evangelio son para refutar las palabras de muchos réprobos, que el día del Juicio, le dirán al Supremo Juez: "¿Como quieres que nos hallamos ocupado de seguir el Evangelio, con todos los problemas que hemos tenido en la Tierra para procurarnos la comida, el vestido y poder alimentar a nuestros hijos?".

         


ABANDONO EN MANOS DE LA PROVIDENCIA
 (Mat 6, 25-34)


Por eso os digo: no os inquietéis por vuestra vida, por lo que habéis de comer o de beber, ni por vuestro cuerpo, por lo que habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

Mirad como las aves del cielo no siembran, no siegan, ni encierran en graneros, y vuestro Padre celestial los alimenta. ¿no valéis vosotros más que ellas? ¿Quién de vosotros con sus preocupaciones puede añadir un solo codo a su estatura?

Y del vestido, ¿Por qué preocuparos? Aprended de los lirios del campo, como crecen, ni se fatigan, ni hilan. Pues Yo os digo que ni Salomón en toda su gloria se vistió como uno de ellos.

Pues si a la hierba del campo, que hoy es y mañana es arrojada al fuego, Dios así la viste, ¿no hará mucho más por vosotros, hombres de poca fe? no os preocupéis, pues, diciendo ¿Que comeremos, qué beberemos, o que vestiremos?

Los gentiles se afanan por todo eso; Pero bien sabe vuestro Padre celestial que de todo eso tenéis necesidad. Buscad pues primero el Reino y su Justicia, y todo eso se os dará por añadidura. No os inquietéis pues por el mañana; porque el día de mañana ya tendrá sus propias inquietudes; bástale a cada día su afán.


No hay comentarios:

Publicar un comentario