MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

viernes, 30 de octubre de 2015

¿POR QUÉ EL PECADO CONTRA EL ESPÍRITU SANTO NO PUEDE SER PERDONADO? ES PORQUE NO HAY PECADOS PERO SI PECADORES,


EL ALMA DE UN PECADOR ARREPENTIDO AMA MÁS A DIOS
QUE UN ALMA MENOS PECADORA




Esta afirmación, es lo que dijo Jesús al fariseo que se escandalizaba porque la pecadora arrepentida vino a lavar sus pies con sus lágrimas, y a secarlos con sus cabellos.

Y es que Jesús es tan Misericordioso que se deja convencer por todas las almas que se arrepienten y que lloran, como esta pecadora de la imagen, en la cual se puede observar un rostro que refleja humildad, arrepentimiento y Amor.

Y es que ese llanto le recuerda a su Madre la Virgen Santísima, cuando estaba al pié de la Cruz, allí no podía hacer nada por ella, ya que ambos eran víctimas expiatorias, pero ahora, tanto Él como su Madre, nuestros Padres Espirituales, tienen plenos poderes para favorecer a los que le invocan con esos sentimientos.

Esto quiere decir que los pecados por horrendos que sean, serán siempre perdonados si hay arrepentimiento proporcional a la culpa, ya que el arrepentimiento es la sublimación del Amor.

El pecado de Lucifer, que dijo: "¡No serviré!", es el pecado contra el Espíritu Santo, que no será nunca perdonado, ni en esta Tierra ni en la otra, por la sencilla razón de que va en contra de ese Amor, que es el único que puede lavar la culpa, Dios no puede ni quiere por eso ejercer su Misericordia. 

En otras palabras, el principio de la Filosofía, que dice que dos contrarios no pueden caber en un mismo sujeto, quiere decir que no pueden subsistir juntos el Odio y el Amor, porque son dos contrarios, como la Luz y las tinieblas, por eso Dios los separó el primer día de la Creación.

"Al principio creó Dios los cielos y la tierra. La tierra estaba confusa y vacía y las tinieblas cubrían la haz del abismo, pero el Espíritu de Dios se cernía sobre la superficie de las aguas. Dijo Dios: "Haya Luz, y hubo Luz. Y vio Dios ser buena la Luz, y la separó de las tinieblas, y a la Luz llamó día y a las tinieblas noche. (Gen 1, 1-5)

Y por eso se puede luego decir, que la Luz es el símbolo del Amor, y las tinieblas el del odio, es decir el símbolo de Dios y de Satanás, por eso dijo Jesús:

"Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no anda en tinieblas, sino que tendrá Luz de vida" (Jn 7,12)



No hay comentarios:

Publicar un comentario