MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

lunes, 4 de abril de 2016

LA MUERTE DE LOS DOS TESTIGOS, PRELUDIO DE LA VENIDA DEL ANTECRISTO (Apocalipsis 11:4-12)


LA VISIÓN DEL PROFETA ZACARÍAS


LECTURA DEL APOCALIPSIS 
(Ap. 11, 4-12)




           Estos son los dos olivos y los dos candeleros que están en pie delante del Señor de la tierra. Si alguien pretendiera hacerles mal, saldría fuego de su boca y devoraría a sus enemigos; si alguien pretendería hacerles mal, así tendría que morir.


        Estos tienen poder de cerrar el cielo para que no llueva los días en que profeticen; tienen también poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y poder de herir la tierra con toda clase de plagas, todas las veces que quieran. Pero cuando hayan terminado de dar testimonio, la Bestia que surja del Abismo les hará la guerra, los vencerá y los matará.
     Y sus cadáveres, en la plaza de la Gran Ciudad, que simbólicamente se llama Sodoma o Egipto, allí donde también su Señor fue crucificado. 

     Y gentes de los pueblos, razas, lenguas y naciones, contemplarán sus cadáveres tres días y medio: no está permitido sepultar sus cadáveres. Los habitantes de la tierra se alegran y se regocijan por causa de ellos, y se intercambian regalos, porque estos dos profetas habían atormentado a los habitantes de la tierra. 

     Pero, pasados los tres días y medio, un aliento de vida procedente de Dios entró en ellos y se pusieron de pie, y un gran espanto se apoderó de quienes los contemplaban. 

        Oí entonces una fuerte voz que les decía desde el cielo: «Subid acá.» Y subieron al cielo en la nube, a la vista de sus enemigos.



************************************


       
    Esta visión recuerda la que tuvo el Profeta Zacarías, se trata de los dos testigos, y del candelero, está relatada en el Post siguiente:



http://el-ultra.blogspot.com.es/2014/02/interpretacion-de-la-visionde-dios-del.html


          Algunos han querido interpretar estos dos testigos, con los dos únicos personajes del antiguo Testamento que no han muerto: Enoc, que ha sido arrebatado a los Cielos, y el Profeta Elías, y creen que volverán cuando reinará el Antecristo en la Tierra, y que serán asesinados por él.

Estoy convencido de verdad que Jesús, después de su muerte en la Cruz, que abrió las puertas del Limbo, y que se llevó a todos los Profetas y elegidos al Paraíso, no dejó allí solos a Enoc y a Elías para el fin de los tiempos.

Esos dos testigos creo sinceramente que son, nuestra Conciencia, y el segundo nuestra razón, puestas por Dios en cada alma, que al contemplar la Creación, en donde están los siete Espíritus de Dios en misión por toda la Tierra, que proclaman la existencia de Dios, testigos que le rinden tributo de admiración, por su Infinitud y Perfección de todas las cosas creadas, que es el aceite que vierten en las aceiteras, como relata el libro del Génesis, diciendo Dios al final de cada fase de la Creación, llamados días: "Y vio Dios ser bueno".

El poder de cerrar los cielos para que no llueva, cuando no se cumplan los mandamientos de Dios, significa todas las desgracias, como las catástrofes de la naturaleza que se rebela contra los pecados de la Humanidad.

El poder de cambiar el agua para convertirla en sangre, recuerda las plagas de Egipto, es el castigo reservado a los que tienen sed y gula espiritual de todas las cosas del mundo, y que se transformará en muerte por sus orgías desordenadas: estos son los castigos de los viciosos: vividores, drogadictos, lujuriosos, asesinos, glotones, borrachos, que verán como sus apetitos les traerá la muerte del alma, que es el agua de vida transformada en sangre de muerte.

La Bestia que surge del abismo, es decir Satanás, les hará la guerra y los matará, esto es lo que está ya ocurriendo en nuestros días con el progresismo y el relativismo, que ha matado el arrepentimiento y acallado la conciencia puesta por el Creador, que castiga los pecados y exige arrepentimiento y reparación de los daños: No es, como estos lo predican, el dios “papaíto” de la barba blanca, que te quiere como eres, y que ama igual al más sádico pecador, que al más grande Santo.

Los cadáveres de estos dos testigos, yacerán muertos en la plaza de la gran Ciudad, que es el mundo actual, llamado Egipto y Sodoma, el mundo en donde el Señor fue crucificado, donde reina cada vez más el pecado, y donde se ha matado la Conciencia y los mandamientos, pero que no han podido ser enterrados.

Y no han podido ser enterrados, porqué resucitarán después de los tres días y medio, con la venida de Cristo que presentará batalla y destrozará la Bestia infernal, para precipitarla en el abismo para toda la eternidad.

Salmo Responsorial
(Salmo 144:1-2, 9-10)


            De David. Bendito sea Yahveh, mi Roca, que adiestra mis manos para el combate, mis dedos para la batalla; él, mi amor y mi baluarte, mi ciudadela y mi libertador, mi escudo en el que me cobijo, el que los pueblos somete a mi poder. ¡Oh Dios, quiero cantarte un canto nuevo, salmodiar para ti al arpa de diez cuerdas, tú que das a los reyes la victoria, que salvas a David tu servidor. De espada de infortunio!


Y este es el canto de agradecimiento de los que han permanecido fieles a la voz de su Conciencia y a los Mandamientos de Dios, que son los siete Espíritus de Dios, que están en misión por toda la Tierra, predicando la Ley de Dios, es decir, que han escuchado a los dos testigos de la visión del Profeta Ezequiel.


**********************************************

Evangelio
Lucas 20:27-40




         Acercándose algunos de los saduceos, esos que sostienen que no hay resurrección, le preguntaron: «Maestro, Moisés nos dejó escrito que si muere el hermano de alguno, que estaba casado y no tenía hijos, que su hermano tome a la mujer para dar descendencia a su hermano. Eran siete hermanos; habiendo tomado mujer el primero, murió sin hijos; y la tomó el segundo, luego el tercero; del mismo modo los siete murieron también sin dejar hijos. Finalmente, también murió la mujer. Esta, pues, ¿de cuál de ellos será mujer en la resurrección? Porque los siete la tuvieron por mujer.»


        Jesús les dijo: «Los hijos de este mundo toman mujer o marido; pero los que alcancen a ser dignos de tener parte en aquel mundo y en la resurrección de entre los muertos, ni ellos tomarán mujer ni ellas marido, ni pueden ya morir, porque son como ángeles, y son hijos de Dios, siendo hijos de la resurrección. Y que los muertos resucitan lo ha indicado también Moisés en lo de la zarza, cuando llama al Señor el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. No es un Dios de muertos, sino de vivos, porque para él todos viven.» Algunos de los escribas le dijeron: «Maestro, has hablado bien.» Pues ya no se atrevían a preguntarle nada.


        En la visión de la Resurrección de los muertos para el Juicio final de María Valtorta, se ve perfectamente como el cuerpo de las almas, ya no tienen los atributos masculinos o femeninos, pero si tienen el aspecto de hijos de Dios, o e hijos de Satanás.



http://el-ultra.blogspot.com.es/2012/05/la-cosecha-de-la-muerte.html







No hay comentarios:

Publicar un comentario