MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

lunes, 3 de octubre de 2016

FRANCISCO "HAY UNA GUERRA MUNDIAL PARA DESTRUIR EL MATRIMONIO, LA COSA MÁS BELLA QUE DIOS HA CREADO



Monseñor Wilfredo Peña habla sobre la Doctrina de la ideología de Género, también llamada relativismo, que está en consonancia sobre lo que dijo el papa Francisco en su último viaje a Georgia.


***************************************************************

PUBLICADO EN  RELIGIÓN EN LIBERTAD


El encuentro con los consagrados fue ocasión para uno de los pronunciamientos más duros del Papa contra la ideología de género.
“El matrimonio es la cosa más bella que Dios ha creado”, indicó este sábado el Papa Francisco, “porque como dice la Biblia, cuando un hombre y una mujer se hacen una sola carne son la imagen de Dios”.
Y sobre la ideología de género, indicó que “hoy hay una guerra mundial para destruir el matrimonio”, no con las armas, sino con las ideas, “colonizaciones ideológicas que destruyen” y precisó que “de ellas hay que defenderse”.

Dios y los niños, víctimas del divorcio

El Papa se refirió al matrimonio al responder a una señora georgiana, Irina, que le dirigió una pregunta durante el encuentro que el Papa mantuvo en la iglesia de la Asunta, catedral católica de Tbilisi (Tíflis), con sacerdotes, seminaristas, religiosos, religiosas, consagrados y laicos. El templo fue convertido en un gimnasio por los comunistas y reconstruido tras el desmoronamiento de la Unión Soviética.

El Santo Padre reconoció las tentaciones y problemas que puede existir en un matrimonio, así como la opción de divorciarse y ‘recomenzar de nuevo’: “Los gastos del divorcio los pagan dos personas: Dios porque cuando se ensucia la carne se ensucia la imagen de Dios y la pagan los niños".

El secreto: "Por favor, gracias, perdón".

Reiterando conceptos que se le han escuchado varias veces en los últimos años, Francisco consideró normal que en un matrimonio pueda haber una discusión, incluso “volar platos”, pero si hay amor se hace la paz enseguida: “Peleen todo lo que quieran pero no terminen la jornada sin hacer la paz”, dijo, porque “la guerra fría del día siguiente es peligrosísima”. Hay que hacer la paz y para esto es suficiente un gesto o una caricia.

Hay situaciones más complejas, precisó el Santo Padre, “en la que el diablo entra”, cuando se mete una mujer que parece más bonita de la propia o un hombre que parece más válido del propio. En ese caso “pidan ayuda enseguida”, exhortó el Papa.

Por ello les pidió a todos los creyentes, recibir, acompañar, discernir e integrar porque en la comunidad católica hay que ayudar a salvar los matrimonios.

A un matrimonio le preguntaría: ¿se quieren? A lo que dirían que ‘Sí’, pero añadió: "Y cuando alguien hace algo por el otro ¿saben decir gracias? Y si alguno de los dos se porta mal, ¿sabe pedir disculpas? Y si tienen algún programa, ¿saben pedir la opinión del otro? “Por favor, gracias, perdón”, subrayó, tres palabras que le permiten a un matrimonio ir bien y adelante.











No hay comentarios:

Publicar un comentario