MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

jueves, 3 de diciembre de 2015

SOLO LA IGLESIA CATÓLICA ES LA NUEVA ARCA DE LA ALIANZA, QUE CONTIENE EL MANÁ (LA EUCARISTÍA), EL CAYADO DE MOISÉS (LA SANTA CRUZ) Y LAS TABLAS DE LA LEY (LA BIBLIA)


DIOS SE COMUNICA A LAS ALMAS CON SU DIVINA GRACIA Y CON LAS
ESCRITURAS, PROPORCIONALMENTE A SU GRADO DE HUMILDAD







COMENTARIO: los nuevos Fariseos.

El Problema es que han surgido multitud de "reformadores", que se creen elegidos, y enviados por Dios, y pretenden estar en la Luz, y desprecian a todos los que no piensan como ellos.



Son en la Iglesia Católica, los que se toman por grandes teólogos del tipo Queiruga, Massiá, Hans Küng, y tantos más, y todos los partidarios de la teología de la secularización, de la democratización de la Iglesia, cuando Cristo fundó una Iglesia Monárquica, dando plenos poderes a su Iglesia y a su Embajador en la Tierra, Pedro y sus sucesores.


Y son también toda la multitud de sectas Protestantes, frutos del renegado Lutero, que al no tener la promesa de invencibilidad dada por Jesús a su Santa Iglesia Católica: "Las puertas del Infierno no prevalecerán", ha producido un verdadero "Puzzle" de iglesias, que al unirlas entre ellas, aparece el retrato del mismísimo Satanás, su Padre, ya que todas se dicen depositarias de la Verdad, que es única, y no variopinta, apoyándose en su manera particular de entender la Biblia, ya que al carecer de la Gracia de Dios, nunca podrán llegar a entender su verdadero significado espiritual.

Y es que citan las palabras de la Biblia y de los Evangelios interpretándolas literalmente, sin entender el sentido espiritual de las mismas. Por ejemplo, las palabras de Jesús que dicen:

Yo soy la resurrección y la vida, el que cree en mí, aunque muera vivirá; y todo el que todavía está vivo y cree en mí, no morirá jamás. (Juan 11, 25-26)

Estas palabras interpretadas literalmente, como lo hacen la mayoría de los Protestantes, son heréticas, parecen decir: solo creyendo en mí, estáis salvados, y seréis inmortales, y entonces de ahí sale la falsa interpretación: tenéis "barra libre", si creéis en mí, hagáis lo que hagáis, estáis salvados.

Y recuerdo una anécdota de cuando estaba trabajando en Barcelona del año 1.965 al 1.970, mi empresa Puba S.A, donde trabajaba de Ingeniero, construyó una fábrica de papel para la Empresa Papelera Capdevila-Tambar S.A., y siendo la maquinaria finlandesa los directivos fueron a ese País, para firmar el contrato, y para celebrar el acontecimiento, se fueron a celebrarlo en un próstibulo, diciendo: "Nosotros, como somos luteranos nos lo podemos permitir, vosotros no podéis por ser católicos" (sic)

La verdadera interpretación no mía, pero de los Santos Padres avalada por la santa Iglesia Católica, es la siguiente:

Yo soy la resurrección y la vida, el que crea de verdad en mí, aunque muera vivirá:

Quiere decir, no solo el que crea que Jesús es el Hijo de Dios, ya que eso lo ha confesado abiertamente Satanás cuando Jesús exorcizaba, pero además, el que cumple con mis enseñanzas, el que es como un niño, humilde y obediente, y el que cree en mi Embajada en la Tierra, la Santa Iglesia Católica por él fundada, el que se alimenta de la carne y la Sangre en la Sagrada Eucaristía, eso es creer en Jesús. 

Entonces, es cuando Jesús es la resurrección y la vida del alma que estaba herida por el pecado de Adán y Eva, y al creer en él, si llega a cometer un pecado mortal, el lo resucitará, gracias a su Sangre que derramó para borrar el pecado, ya que al creer de verdad en Él, y lo ama, es cuando se arrepiente sinceramente.

Y todo el que todavía está vivo, y cree en mí, no morirá jamás.

Quiere decir: el que no ha cometido ningún pecado mortal, que es la muerte del alma, al creer en Mí, y seguir mis mandamientos, ya no volverá a pecar mortalmente, ya que Dios hará su morada en su corazón, y al estar poseído la Divinidad, será ya inmortal e invencible. 

El Evangelio de hoy 3/12/2.015, viene a confirmar todos esos razonamientos, creer en Jesucristo significa cumplir con todos sus mandamientos, el que dice que cree en Él, y no los cumple es un embustero, no se puede burlar uno de Jesús.


Jesús dijo a sus discípulos:

"No son los que me dicen: 'Señor, Señor', los que entrarán en el Reino de los Cielos, sino los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo.

Así, todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica, puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca.

Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; pero esta no se derrumbó porque estaba construida sobre roca.

Al contrario, el que escucha mis palabras y no las practica, puede compararse a un hombre insensato, que edificó su casa sobre arena.

Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa: esta se derrumbó, y su ruina fue grande".


Mateo 7,21.24-27.




1 comentario:

  1. Gracias, gracias.Se necesitan muchos , con tanta elocuencia de la que a Ud. le sobra.Saludes

    ResponderEliminar