MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

viernes, 20 de noviembre de 2015

SATÁN, RESPONSABLE DE TODAS LAS DESGRACIAS DE LA HUMANIDAD, TANTO FÍSICAS COMO MENTALES


Los sufrimientos de la vida evitan los daños al alma
por eso, pueden florecer las flores de los Cactus
porque están protegidas por las espinas.



Todos los sufrimientos de los discapacitados, son fruto de una herencia debida a la deformación de las almas de sus antepasados, que por simbiosis, se transmitieron al alma ya que, como lo explica Jesús, Dios creó al hombre sanos, y Satanás fue el que introdujo el pecado, que se transmitió de la parte espiritual del alma a la parte material, ya que el hombre está íntimamente ligado y forma una sola entidad entre su alma y su cuerpo.

Pero como Dios escribe recto con los renglones torcidos, Él sabe aprovechar la discapacidad del individuo para que quede protegido de las acechanzas de Satanás, y así quede preservado de todo pecado para la Vida Eterna.

Es por esta razón que en la resurrección final, ocurrirá la unión del alma con el cuerpo glorificado para los hijos de Dios, o deformado por el pecado para los hijos de la perdición, ya que habrá desaparecido la señal que puso Yahvé a Caín, para que no fuera herido por los demás al ver la deformidad producida por su horrible pecado, el crimen de su hermano Abel en su cuerpo.




Del Evangelio que me ha sido revelado 
de María Valtorta

(Jesús cura a un niño discapacitado mental)



(...) “Pero, ¿Has curado por voluntad tuya o por poder de tu nombre? Preguntan muchos.

“Por voluntad del Padre, siempre benigno para con el Hijo. Pero también mi nombre es Salvación. Vosotros lo sabéis: Jesús quiere decir Salvador. La salvación se refiere al alma y a los cuerpos. Quien pronuncia el Nombre de Jesús con verdadera fe, queda curado de enfermedades y pecado, porque en cada enfermedad espiritual o física, está la uña de Satanás, el cual crea las enfermedades físicas para conducir hacia la rebelión y la desesperación a través del sufrimiento de la carne, y las morales o espirituales para conducir hacia la condenación.

“Entonces, ¿tu piensas que Belcebú no es ajeno a ninguna aflicción del género humano?”.

“No es ajeno. Por él, enfermedad y muerte entraron en el mundo, como igualmente el delito y la corrupción entraron en el mundo por él. Cuando veáis a alguien atormentado por alguna desventura, pensad si, que sufre por Satanás. Cuando veáis que alguien es causa de desventura, pensad también que él es instrumento de Satanás”.

“Pero, las enfermedades vienen de Dios”.

“Las enfermedades son un desorden en el orden, porque Dios creo al hombre sano y perfecto. El desorden que ha introducido Satanás en el orden dado por Dios, ha traído consigo las enfermedades de la carne y las consecuencias de las mismas, o sea, la muerte, o las funestas transmisiones por herencia.

El hombre ha heredado de Adán y Eva, la mancha de origen; pero no solo esta. Y la mancha se extiende cada vez más, incluyendo las tres ramas del hombre: la carne, cada vez más viciosa, y por tanto, débil y enferma; lo moral, cada vez más soberbio y, por tanto corrompido, el espíritu, cada vez más incrédulo, o sea, cada vez más idólatra.

Por consiguiente, es necesario – como he hecho Yo con aquel débil mental – enseñar el Nombre del que huye Satanás, esculpirlo en la mente y en el corazón, ponerlo en el yo como signo de propiedad”.

“Pero ¿Tu nos posees? ¿Quién te crees Tú que eres?”.

“¡Ojala fuese así! Pero no lo es. Si os poseyera, estaríais ya salvados. Y sería derecho mío, porque Yo soy el Salvador y debería tener a mis salvados. Más salvaré a quienes tienen fe en mí”.











No hay comentarios:

Publicar un comentario