MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

jueves, 14 de julio de 2016

EL PECADO ES UNA OFENSA A DIOS Y UNA ALABANZA A SATANÁS, VICE-VERSA, LA VIRTUD ES UNA ALABANZA A DIOS Y UNA OFENSA A SATANÁS.

Las orquídeas son flores místicas, que relatan con su lenguaje
 apocalíptico la gloria de Dios






Los 24 ancianos simbolizan las 12 tribus de Israel, son todos los elegidos de antes de la venida del Mesías, y los doce Apóstoles, los elegidos de después de la venida del Redentor, es decir todos los que han sido fieles a la verdadera Religión fundada por el verdadero Dios, a la cual pertenecen todos los hombres que cumplen con la Ley, los cuales junto a los cuatro seres vivientes que simbolizan el don de la fe de Dios Padre, son todos los hombres de fe y de buena voluntad de todo el mundo, los que han llevado una vida digna, cumpliendo con su conciencia que es la "huella o los genes" que Dios ha dejado en el alma  al crearla  y que alaban a Dios "in Saecula Saeculorum".

Es lo que está relatado en el Apocalipsis, con esta visión de las almas, adorando a Dios, y también en la visión de los elegidos con palmas en las manos, que han venido de la gran tribulación, ya que todos los elegidos han tenido que soportar los sufrimientos, las explotaciones, el desprecio y la burla de los hijos de Satanás, y que han tenido la fortaleza de vencer el odio y el desprecio que les dominaba, soportando con paciencia y resignación todos los sufrimientos, sin intentar ni desear venganza.


Apocalipsis 7, 9-17

"Después de esto, miré y vi una muchedumbre grande, que nadie podía contar, de toda nación, tribu, pueblo y lengua, que estaban delante del trono y del Cordero, vestidos de túnicas blancas y con palmas en las manos. Clamaban con grandes voces diciendo: Salud a nuestro Dios, al que está sentado en el trono, y al Cordero. Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono y los ancianos y de los cuatro vivientes, y cayeron sobre sus rostros delante del trono y adoraron a Dios, diciendo: Amén. Bendición, gloria y sabiduría, acción de gracias, honor, poder y fortaleza a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Tomó la palabra uno de los ancianos y me dijo: Estos, vestidos de túnicas blancas, ¿quiénes son y de donde vinieron? Le respondí, Señor mío, eso solo tú lo sabes. Y me replicó: Estos son los que vienen de la gran tribulación, y lavaron sus túnicas y las blanquearon en la Sangre del Cordero. 

Por eso están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo, y el que está sentado en el trono extiende sobre ellos su tabernáculo. Ya no tendrán hambre, ni tendrán ya sed ni caerá sobre ellos el sol ni ardor alguno, porque el Cordero que está en medio del trono, los apacentará y guiará a las fuentes de agua viva, y Dios enjugará toda lágrima de sus ojos".

Estas últimas palabras demuestran con claridad meridiana un hecho trascendental, que los Fariseos de hoy día no llegan a entender: No solo se salvan solo y unicamente los que pertenecen a la Religión Católica, creyendo que ellos solo se salvarán, y que todos los demás serán rechazados, con el agravante de que esta mentalidad soberbia arrastra consigo un gran desprecio a los que no piensan como ellos, como se ve en la parábola del Fariseo y del Publicano. 

Tampoco lo pueden entender tantos progresistas de hoy, que creen y predican con insistencia que esta vida es un alegre peregrinaje, olvidando que los elegidos tienen en este mundo hambre y sed de Justicia, cayendo sobre ellos el sol y el ardor mandado por Dios para purificar sus almas, y que además afirman que no hay diferencia alguna entre el pecado y la virtud, cuando en realidad todo pecado es un ofensa a Dios, y una alabanza a Satanás, y la virtud es una alabanza al Creador, y una ofensa a Satanás. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario