MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

sábado, 6 de agosto de 2016

EL ACONTECIMIENTO MÁS IMPORTANTE DE LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD

QUE EL DIVINO NIÑO DE LA CUNA
SEA TODA NUESTRA ESPERANZA
Y TODO NUESTRO AMOR



Dios Todopoderoso, Eterno e Infinito, que ha creado de la nada a todo el Universo visible e invisible, y que está presente en cada una de sus criaturas, se ha encarnado en el seno de la Criatura más perfecta, la Virgen María, la obra maestra de la Santísima Trinidad. Para mí este es uno de los más grandes misterios, ¿Como el infinito se puede haberse hecho finito, para ser Jesús verdadero Dios y verdadero hombre?

"Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, y hemos visto su gloria, gloria como de Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad" (Juan 1, 14)

Hace ya mucho tiempo me enteré de que un Arquitecto había calculado el espacio necesario para contener en el arca de Noé, a todas las criaturas terrestres que tenían que caber en ella, y al ver que no podían caber todas, ¡había dejado de creer! 
Hace unos días, vi en un programa de televisión las hazañas de un mago, cogía un teléfono celular, lo reducía y lo metía dentro de una botella de cuello estrecho, una vez dentro, lo devolvía a su estado normal, dentro de la botella, luego, para sacarlo lo volvía a reducir y se lo entregaba a su dueño, agrandandolo otra vez.

Hace también poco tiempo, ante el fabuloso milagro de la danza del sol en las apariciones de Fátima, que vieron miles y miles de personas, y que apareció en todos los periódicos de la época, unos ateos empedernidos se mofaban descaradamente de esta realidad, afirmando que ¿como el sistema solar iba a funcionar, con el sol que se precipitaba a Tierra?, como si Dios Todopoderoso no pudiera realizar esta obra solo con un pensamiento suyo.

Una vez más se cumple la profecía: tienen ojos y no ven, y oídos y no oyen, pero esos discapacitados espirituales, lo son porque no quieren admitir las realidades, para huir de la Luz de Dios, que alumbraría sus malas acciones, como está escrito en el Evangelio de San Juan: "La Luz luce en las tinieblas, pero las tinieblas no la acogieron" (Juan 1, 5)

Como es natural, toda la serie de relativistas, de contestatarios, de iluminados que son siempre los soberbios que nunca se pueden dejar llevar por ningún criterio que no sea el suyo, son los que quieren interpretar a su manera todas las verdades reveladas por Dios en las escrituras, adaptándolas  a sus criterios personales o a las modas cambiantes de cada época.
Esas verdades tienen que estar interpretadas por la Santa Iglesia fundada por Jesús, y que tiene su promesa de invencibilidad, porque cuando se carece de la Gracia de Dios, que nunca se comunica con los soberbios, aunque sean doctores en Teología, y que sepan griego, hebreo o latín, nunca llegarán a comprender la palabra de Dios.

Por eso está escrito en Mateo 11, 25-30: 
En aquel tiempo, tomando Jesús la palabra, dijo: «Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce bien al Hijo sino el Padre, ni al Padre le conoce bien nadie sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.

De estas palabras de Jesús, se deduce que la fe es un don de Dios, y no depende de los conocimientos, ya que  Dios solo se comunica con los humildes, por eso nacieron toda esa multitud innumerable de sectas protestantes, fundadas por Lutero, el padre de la soberbia e hijo de Lucifer, que a ejemplo de su padre Dijo: "No serviré".




No hay comentarios:

Publicar un comentario