MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

viernes, 14 de octubre de 2016

LOS DESASTRES NATURALES SON DIRECTAMENTE PROPORCIONALES A LOS PECADOS DE LA HUMANIDAD

Los desastres naturales se están incrementando cada vez más





Ayer día 13-10-2.016, apareció en las noticias de la T.V. española, en el canal 24 H, una noticia que decía textualmente:

"Los desastres naturales son ahora más intensos y mortales, según la ONU y CRED".

Naturalmente, todos los "Científicos" ateos,  encontrarán una explicación natural a este fenómeno, dirán que es debido al cambio climático, provocado por la emisión de CO2 a la atmósfera, o a la desviación del eje de rotación de la Tierra, y aparecerán como grandes científicos que todo lo explican, pero a pesar de las recomendaciones suyas para evitar esa catástrofe, serán incapaces de solucionar ese grave problema.

Estos científicos emiten un dictamen que es verídico, pero solo razonan observando las causas materiales de los problemas, ya que en este mundo todo tiene una causa, como así lo enseña la razón. Pero son incapaces de encontrar las verdaderas causas de todas esas catástrofes, ya que son espiritualmente ciegos.

Existe una simbiosis entre toda la Creación, por esa razón, la naturaleza que existía antes del pecado original, era perfecta, y nuestros primeros padres eran felices, ya que todo lo creado por Dios estaba al servicio del hombre, que era la criatura más importante de la Creación, porque estaba hecho a su imagen y semejanza, con un alma inmortal, y por eso no podía haber ni miseria, ni terremotos, ni desgracias naturales como huracanes, sequías, enfermedades, ni accidentes de ninguna clase.  Después de la Caída, que era una ofensa gravísima a Dios, ya que el hombre, inspirado por Satanás se quiso hacer semejante a Él y que, para colmo, no se quiso arrepentir, la naturaleza entonces se rebeló contra el hombre. 

En la vida del santo Cura de Ars, relatada por Monseñor Trochú, se lee que cuando llegó al pueblo, la Iglesia estaba llena de telarañas, y la práctica religiosa era inexistente. Cuando llegó a convertir y cambiar a los habitantes, de manera tal que ya no se oían palabrotas, y cuando se llenaba la Iglesia, y el confesionario, no solo con gente del pueblo, pero con personas venidas de toda Francia, en toda esa época no hubo nunca ni una mala cosecha debida a una sequía, ni una granizada en los campos, la naturaleza estaba en simbiosis con la buena conducta de los habitantes. 
 
A la mujer le dijo: "Multiplicaré los trabajos de tus preñeces. parirás con dolor los hijos. Y buscarás con ardor a tu marido, que te dominará".

Al hombre le dijo:"Por haber escuchado a tu mujer, comiendo del árbol que te prohibí comer, diciéndote no comas de él, por ti será  maldita la Tierra; Con trabajo comerás de ella todo el tiempo de tu vida; te dará espinas y abrojos, Y comerás de las hierbas del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas a la Tierra. Pues de ella has sido tomado; Ya que polvo eres, y al polvo volverás"(Gen 3, 16-19).

En este pasaje del Génesis, se ve claramente que es el pecado, instigado por Satanás, y con la responsabilidad del hombre, que es libre, que es el causante de todos los males habidos y por haber. El pecado de Adán no tiene la gravedad del pecado de Lucifer, porque este último era un ángel más subido y con mayor conocimiento.

 Por eso Dios, que es Compasivo y Misericordioso, ha enviado a su Hijo único Jesús como víctima perfecta para borrar ese pecado a todos los hombres, que nacieron con la tara del pecado original, y por consiguiente con inclinaciones hacia la Soberbia, que es  la fuente de todos los vicios, para que los que quisieran renacer a la vida de la Gracia, fueran preservados de la condenación eterna.

El Sublime Redentor, ha reinado y en la mayoría de los Reinos de Europa, durante muchos siglos. El Cristianismo se ha propagado en muchas partes, gracias a los misioneros, y ahora es conocido en el mundo entero gracias a los medios de comunicación que llegan a todas las partes. Pero en este mundo, donde existe la libertad, Satanás parece haber impuesto su doctrina en la mayoría de los hombres. Han crecido como malas hierbas las leyes y las modas que son contrarias a la doctrina del Evangelio, no solo en la gente del pueblo, pero también en muchos consagrados que son la tercera parte de las estrellas barridas por la cola del dragón del Apocalipsis.

Cuando viereis la abominable desolación instalada donde no debe - el que lea entienda - entonces los que estén en Judea, que huyan a los montes. El que esté en el terrado, no baje ni entre para tomar cosa alguna de su casa, y el que esté en el campo no vuelva atrás para recoger su manto.
¡Ay de aquellas que estén encintas y que críen en aquellos días! Orad para que no suceda esto en invierno (Mc 13, 14-18).

Los que estén en Judea que huyan a los montes, significa que la gente religiosa acreciente su fe, y el que esté en el terrado no baje ni entre para tomar cosa alguna de su casa, significa que el que esté elevado en la fe y haya renunciado a sus apetitos, no baje a recoger a lo que renunció; el que esté en el campo no vuelva atrás a recoger su manto significa, que el que haya empezado a trabajar fuera del mundo, no se detenga para abrigarse en la comodidad.
Las que estén encintas y que críen, son para San Juan de la Cruz los que estén repletos de pecados y alimentando sus apetitos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario